Economía

BMV deja atrás el gis y las pizarras electrónicas: hoy usa LED

Thomson Reuters fue la elegida por la BMV como patrocinador de las nuevas pantallas LED que han sido instaladas en el Piso de Remates, en las que se mostrará información operativa de los mercados de capitales, deuda y derivados, así como la operatividad de casas de bolsa, principales índices y divisas.
Clara Zepeda
20 abril 2015 19:50 Última actualización 20 abril 2015 19:51
bmv

La BMV dijo adiós a las pizarras electrónicas y apostó por las pantallas LED. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las pizarras de gis y las electrónicas se han quedado completamente para la historia y son el antecedente de la nueva tecnología de pantallas LED en el Piso de Remates de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en Paseo de la Reforma.

La semana pasada se colocó una pantalla LED indoor 360 grados con un pixel pitch de 6 milímetros
(8704 por 336, Full Color), una de las más innovadoras y grandes de Latinoamérica, en el Piso de Remates de la BMV, pero fue hasta este lunes cuando se encendieron, reveló la entidad bursátil.

Thomson Reuters, proveedor mundial de soluciones e información inteligente para empresas y profesionales, fue el elegido por la BMV como patrocinador de las nuevas pantallas de tecnología que mostrarán información operativa de los mercados de capitales, deuda y derivados, así como datos relacionados con la operatividad de las emisoras nacionales e internacionales (Segmento Global), operatividad de casas de bolsa, principales índices, divisas, gráficos, noticias de mercado y colocaciones, entre otros.


La información que se proyectará en las pantallas, servirá para facilitar la interpretación de los datos del mercado, así como para fomentar la cultura financiera a quién visite el Piso de Remates.

Como parte de esta estrategia, también se buscará que los participantes del mercado puedan contratar un espacio para promover y proyectar información de sus empresas, explica la BMV.

“Después de las pizarras de gis y posteriormente, más de 20 años de tener las tradicionales pizarras electrónicas del Piso de Remates, que en su momento se utilizaron para proyectar la operación de viva voz y que posteriormente con la evolución de los mercados electrónicos se mantuvieron reflejando información del mercado, el Grupo BMV, mediante un análisis, optó por la propuesta que presentó Thomson Reuters”, precisó.

Desde hace 16 años, el silencio se apoderó del Piso de Remates de la BMV, el 11 de enero de 1999, la totalidad de la negociación accionaria se dejo de hacer “viva voz”, cediendo su lugar al implacable paso de la tecnología.

Todas las notas ECONOMÍA
Expansión industrial continúa en Quintana Roo
Proyectan 91 mil visitantes en vacaciones de fin de año
No te cambies de Afore o perderás, te contamos por qué
Producción industrial alemana crece menos de lo previsto en octubre
El Bajío lidera el crecimiento económico
Corte definirá hoy futuro del transporte de gasolina y diésel
Pemex alienta optimismo de inversionistas
Asociación con Chevron permite redondear a Trión
Más competencia, reto en siguientes rondas: Sener
BHP ‘aportará’ 62 mdd al fondo petrolero
México crecerá sólo 1.4% en 2017: IIF
Los mejores y peores países para el cobro de impuestos
Telecomm recibirá depósitos y permitirá retiros de Banco Azteca
Pemex levantaría 5 mil 500 millones de dólares con emisión de tres bonos
Tras Ronda 1.4, el reto está en la transformación de Pemex: Coparmex
Analistas prevén apretón más fuerte de Banxico este mes
Estos son los nominados al premio de "El mejor billete del mundo"
Este es el plan con el que el gobierno busca atraer inversiones en Áreas Naturales Protegidas
Sindicato de 'Napo' rompe racha de 35 meses sin huelgas en el país
Mira Trump: México, en camino a un histórico año en exportación a EU
México, con la tercera inflación más alta en alimentos de la OCDE
Crecimiento del crédito se debe a políticas bancarias agresivas, no por demanda: Banxico
México empeora su desempeño en pago de impuestos: PwC
Resultados de Ronda 1.4 irán venciendo volatilidad: Meade
Pemex tendrá que acostumbrarse a llamadas de larga distancia