Economía

BM y FMI apuestan por reducir la pobreza

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 14 abril 2013 14:13

 [Bloomberg] La prioridad "simple y clara" es terminar con la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida en todo el mundo. 



Notimex

Washington.- Las reuniones de primavera del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) comienzan esta semana en Washington con esfuerzos para reducir la pobreza y afianzar la recuperación económica mundial.

La prioridad "simple y clara" es terminar con la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida en todo el mundo, sostuvo el presidente del BM, Jim Yong Kim, en una teleconferencia la semana pasada.

Informó que se proyecta para este año una contracción de 0.2 por ciento para las economías en Europa y una expansión del 5.7 por ciento en los países en desarrollo, pero que los eventos recientes en Chipre demuestran que "la situación todavía es frágil".

Kim y otros expertos abordarán el lunes el papel del sector privado Internacional en la reducción de la pobreza global, tomando en cuenta que las empresas privadas son la principal fuente de empleos, generan ingresos fiscales, respaldan el crecimiento y apoyan a las comunidades locales.

En las reuniones se prevé la asistencia de 140 ministros de Finanzas y responsables de los bancos centrales, así como unos 600 representantes de la sociedad civil.

El secretario mexicano de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, participarán en las reuniones.

El director del Departamento de Estudios del FMI, Olvier Blanchard, ofrecerá el martes una conferencia de prensa sobre el Panorama Económico Mundial y el miércoles el FMI divulgará su reporte semestral sobre la Estabilidad Financiera Global.

El jueves, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, será el principal orador en la conferencia sobre seguridad en América Latina organizada por el BM y El Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ese mismo día, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y Kim darán el banderazo de salida a la reunión de primavera de la institución.

El viernes, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, presentará su evaluación de la situación y perspectivas económicas de América Latina y el Caribe.

En una conferencia la semana pasada en el Club de Economistas de Nueva York, Lagarde señaló que la baja demanda global y la escasa generación de empleos, son dos de los grandes problemas que afectan al mundo en términos económicos.

Lagarde dividió al mundo en países con crecimiento, los que están en vías de recuperación como Estados Unidos y los que todavía tienen "mucho camino por recorrer", como los miembros de la zona euro.

Además, urgió instrumentar "mayores y más exigentes regulaciones", así como marcos legales en caso de que los grandes bancos fracasaran al citar el inicio de la recesión de 2008 en Estados Unidos y lo que ahora sucede en Chipre.

Mencionó asimismo la necesidad de crear una entidad transfronteriza con capacidad y recursos para supervisar a la banca mundial, y sugirió que las reformas al sistema financiero fueran coordinadas globalmente para aumentar su efectividad.