Economía

6,6 billones de dólares en capitales ilícitos salen de economías emergentes 

Entre 2003 y 2012, 6.6 billones de dólares fueron transferidos de manera ilícita procedentes de países emergentes a paraísos fiscales, indicó reporte del centro de estudios Global Financial Integrity; de ese monto, la mitad fue desviada desde el bloque de países BRICS.
Reuters
15 diciembre 2014 18:59 Última actualización 15 diciembre 2014 19:48
brics

3 billones de dólares fueron desviados ilícitamente desde los países BRICS, reveló reporte. (Bloomberg)

JOHANNESBURGO.- Entre 2003 y 2012, unos 6.6 billones de dólares de dólares fueron traspasados a través de medios ilícitos desde las economías emergentes, para llegar a cuentas bancarias en el mundo desarrollado o lejanos paraísos fiscales, según un reporte del centro de estudios Global Financial Integrity (GFI, por sus siglas en inglés), con sede en Washington.

De ese total, alrededor de 3 billones de dólares o casi la mitad fueron desviados desde el grupo BRICS -que comprende a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-.

China, la segunda mayor economía del mundo, tuvo un estimado de 1. 25 billones de dólares saliendo ilegalmente de sus fronteras en una década.







En su estimación anual de flujos de capitales ilegales, el centro de estudios Global Financial Integrity (GFI, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, dijo que un récord de 991 mil millones de dólares fueron desviados desde las economías emergentes en 2012, un incremento de casi 5 por ciento respecto al año anterior.

Los capitales ilícitos incorporan situaciones como falsificación de facturas, en las que las exportaciones e importaciones son ingresadas a diferentes valores para evitar impuestos o esconder importantes transferencias de dinero.

Después de China, Rusia se convirtió en el segundo mayor "exportador" de dinero ilícito, mientras que India se ubicó en el cuarto lugar. Brasil, en tanto, quedó en el séptimo lugar y Sudáfrica duodécimo, según el informe.

El grupo de los BRICS busca insertarse en el escenario mundial como un contrapeso para las tradicionales potencias económicas de América del Norte, Europa Occidental y Japón.

"Existen interrogantes sobre el compromiso a la transparencia financiera en el BRICS, especialmente entre algunos de los miembros más grandes", dijo en una entrevista con Reuters Raymond Baker, presidente de GFI.