Economía

Bernanke catapultó a Wall Street a máximos

10 febrero 2014 5:2 Última actualización 12 julio 2013 5:2

[Bloomberg]


 
 
Clara Zepeda Hurtado
 

Las declaraciones de Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, sedujeron ayer a los inversionistas, que encontraron alivio a los temores que el propio banquero central les creó.
 
 
Bernanke se encargó de transmitir tranquilidad sobre la continuidad de los estímulos, al afirmar que la actual política monetaria expansiva es 'necesaria' en el 'futuro inmediato'.
 
 

Pero su mensaje llegó tarde, con los mercados mixtos cerrados el miércoles, un par de horas después de la publicación de las actas de la última reunión de la Fed.
 
 
Ante ello, los inversionistas se motivaron, pues la sugerencia de ir retirando los estímulos podría no ser tan próxima, aunque no todo está dicho.
 

Liderados por Wall Street, los mercados accionarios del mundo repuntaron.
 
 
Tanto el selectivo S&P 500 como el Dow Jones conquistaron nuevos récords un día después de que Bernanke dijo que era poco probable que la Fed comience a retirar sus medidas de estímulo.
 
 
El Dow Jones ganó 1.11%, a 15,460.92 puntos; mientras, el S&P 500 avanzó 1.36%, a 1,675.03 enteros. Por su parte, el tecnológico Nasdaq subió 1.63%, a 3,578.30 unidades.
 
 

En la Bolsa Mexicana de Valores, el índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores recuperó las 40,000 unidades, al avanzar 1.20% y cerrar en 40,479.83 puntos.
 
 

Destacaron las acciones del desarrollador de bienes raíces industriales Vesta, que subieron 5.38%, a 26.83 pesos, tras anunciar un acuerdo con la unidad mexicana de la automotriz Nissan para construir un parque de proveedores dentro de uno de los complejos de la japonesa, en el centro del país.
 
 
El peso cerró la sesión en su mejor nivel de casi un mes, tras observar un avance de 10.50 centavos, equivalente a 0.81%, para cotizar en 12.82 unidades por dólar en las cotizaciones interbancarias.
 
 

El rendimiento de los bonos del Tesoro de EU registró una contracción de 5 puntos base, para ubicarse en 2.56%; pese al retroceso durante las últimas 4 sesiones, continúa ubicándose en sus niveles más altos del año. Lo anterior explica la debilidad del dólar.
 
 
Las divisas se apreciaron de forma generalizada, siendo las que habían observado las principales pérdidas en días previos las que observaron la mayor ganancia.
 
 
Este es el caso de la libra, que después de tocar su mínimo de 3 años en la sesión del martes, de 1.4814 dólares, finalizó con un alza de 1.20% y se colocó cerca de 1.52 unidades.
 

Por su lado, el euro avanzó 0.90% y superó el nivel de 1.30 dólares por primera vez en 6 sesiones.
 
 
Un día después de haber alcanzado su mayor nivel desde marzo de 2012, el petróleo WTI perdió 1.51%, al cerrar en 104.91 dólares por barril.