Economía

Beneficiarios de Prospera tienen bajo nivel
de bancarización

Debido a que sólo 1.3 millones de beneficiarios del programa Prospera emplea servicios financieros, el reto es fomentar la educación financiera principalmente en las zonas rurales del país, así como incrementar la cobertura de estos servicios, afirmó Bansefi.
Jeanette Leyva
21 septiembre 2014 23:11 Última actualización 22 septiembre 2014 5:5
Prospera

Es necesario fomentar la educación financiera en zonas rurales del país, indicó Bansefi. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En México sólo 1.3 millones de 6.5 millones de personas que son beneficiarias del programa Prospera –antes Oportunidades– hacen uso de servicios financieros, por lo que el reto es fomentar la educación financiera e incrementar su nivel de bancarización.

En entrevista con EL FINANCIERO, Yolanda Cué López, directora general adjunta del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), reconoció que son pocas las beneficiarias que hacen un uso más sofisticado de las tarjetas de débito en la que reciben los recursos federales, ya que son las que están ubicadas en las zonas urbanas.

“El reto es que en las zonas rurales hagan un mayor uso de las tarjetas y no sólo el retiro en efectivo, para ello es necesario diseñar productos especiales para este segmento de la población, incrementar la cobertura y fomentar la educación financiera”.


Cué López explicó que con la nueva alianza que tiene con MasterCard, en el último bimestre del año iniciarán el intercambio de los nuevos plásticos –ahora con esta marca–, a las beneficiarias, proceso que estiman tardará dos años, por lo que en este tiempo convivirán en circulación con las tarjetas emitidas anteriormente con Visa.

Actualmente tienen 500 sucursales en el país y estiman incrementar en 50 por ciento la red de cajeros automáticos y de los 300 corresponsales bancarios en tiendas Disconsa.

Tras las investigaciones de mercado realizadas, Bansefi ha entendido las necesidades de financiamiento de los beneficiarios del programa gubernamental, por lo que recibirán créditos que van de 500 pesos a dos mil pesos con una tasa de interés de 9.99 por ciento, esto previo curso de educación financiera.

El poder otorgar un crédito directo, recordó, es por la reforma financiera que les permite actuar ya como banco de primer piso, por lo que recibirán estos créditos, tipo nómina.

“Deberán tomar un curso de educación financiera, porque deben entender que es un crédito que se descontará de los apoyos de forma bimestral, que los créditos se tienen que pagar y hacer un uso eficiente del crédito que es para mejorar su calidad de vida”.