Economía

BCE seguirá vigilando datos económicos ‘muy de cerca’

12 febrero 2014 5:33 Última actualización 11 abril 2013 7:30

 [Bloomberg] El organismo continúa viendo riesgos a la baja en el panorama económico de la eurozona.


 
Reuters
 
La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) seguirá siendo expansiva, a medida que se espera que la economía de la eurozona se recupere gradualmente durante el segundo semestre de este año, dijo el jueves el organismo.
 
El BCE dijo también en su boletín mensual que las expectativas inflacionarias en la zona euro permanecían firmemente ancladas, en línea con su objetivo de mantener tasas de inflación por debajo, pero cercanas, al 2% en el mediano plazo.
 
"Ante este escenario general, la posición de política monetaria se mantendrá expansiva por el tiempo que sea necesario", dijo la entidad en su boletín.
 
"En las próximas semanas, el Consejo de Gobierno seguirá muy de cerca toda la información que se difunda sobre acontecimientos económicos y monetarios y evaluará si tienen algún impacto en el panorama de estabilidad de precios", indicó.
 
El antecesor de Mario Draghi en la presidencia el BCE, Jean-Claude, utilizaba una serie de frases en código para apuntar a futuras medidas de política monetaria, algo que Draghi no ha utilizado hasta ahora.
 
Una de esas frases era ‘seguirá muy de cerca’, aunque durante el mandato del banquero francés las utilizaba con mayor frecuencia para adelantar un alza de las tasas de interés dos meses después de pronunciarlas.
 
Como es usual, el editorial en el boletín del banco fue virtualmente idéntico al comunicado de política monetaria que leyó Draghi tras culminar el encuentro mensual el pasado jueves, donde el BCE mantuvo su tasa clave de interés en el mínimo histórico de 0.75%.
 
El BCE sigue viendo riesgos a la baja en el panorama económico de la zona euro, que se relacionan a la posibilidad de una demanda en el bloque más débil de la esperada y una desaceleración o insuficiente implementación de reformas estructurales.
 
"Estos factores tienen el potencial de frenar la mejora de la confianza y, por lo tanto, demorar la recuperación", dijo el banco.