Economía

BCE se abstendría de activar programa de emergencia para Italia

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 06 marzo 2013 8:0

 [Bloomberg] El banco no intervendría ante fluctuaciones de corto plazo de los rendimientos de los bonos.


 
Reuters
 
El Banco Central Europeo (BCE) evitará cualquier medida de urgencia para ayudar a Italia el jueves, pero las nuevas proyecciones económicas podrían abrir el camino para una política monetaria más flexible más adelante.
 
Los responsables del BCE se reúnen en Fráncfort en un contexto de estancamiento político en Italia, donde el indefinido resultado electoral de la semana pasada empujó una subida de los diferenciales de riesgo de la deuda y alimentó las preocupaciones de que la crisis de la zona euro pueda reanimarse.
 
Un sondeo de Reuters mostró que la incertidumbre derivada de la elección hace que sea más probable que el BCE tenga que ayudar a las naciones en dificultades como España, a través de compras de sus títulos públicos.
 
Pero Benoit Coeure, un miembro de la junta ejecutiva del BCE, de seis integrantes, que conforma el núcleo del Consejo de Gobierno de 23 asientos, dijo la semana pasada que el banco no intervendría ante fluctuaciones de corto plazo de los rendimientos de los bonos.
 
"Si suben los rendimientos debido a eventos políticos, no hay mucho que pueda hacer el BCE, eso no se relaciona de ninguna manera con la política monetaria", dijo Coeure en una discusión en un foro de Reuters sobre el futuro de la zona euro.
 
"Lo que nos importa a nosotros es cómo se transmiten las señales de la política monetaria a la economía real. Yo me centraría más en prestar a las compañías, a las familias", agregó.
 
Para activar su nuevo plan de compras de bonos, llamado Transacciones Monetarias Directas, OMT por sus siglas en inglés, el BCE requiere que una nación cumpla dos condiciones: ya debe tener acceso a los mercados de bonos, y debe aceptar un plan de rescate europeo.
 
Para después del anuncio de la política monetaria del jueves se espera la habitual conferencia de prensa del presidente de la entidad, Mario Draghi, un italiano.
 
Allí, tendrá una oportunidad para enfatizar que el banco central reafirma esas condiciones y no las modificará a pesar de la incertidumbre política y los rendimientos más altos en Italia.
 
"Quien esté esperando que el BCE suavice la condicionalidad se llevará una decepción", dijo un economista de Nomura, Nick Matthews.
 
El sondeo de Reuters previó que el BCE no cambiará las tasas de interés este mes y sugirió que mantendría su tasa principal sin cambios hasta bien entrado el 2014.
 
La tasa de interés referencial se ubica actualmente en 0.75%, mínimo récord.
 
Pero una revisión a la baja en las proyecciones económicas de los técnicos del BCE para la inflación y el crecimiento, que también se conocerán el jueves, podría abrir las puertas a otras opciones de política.
 
Aparte de aflojar las normas de colateral del BCE, otras opciones de política alternativas, más allá de la tasa de interés, incluyen la provisión de liquidez por medio de operaciones de crédito.