Economía

BCE, preocupado por efectos secundarios de la baja inflación: Draghi

El Banco Central Europeo busca evitar que los efectos de la baja inflación se trasladan a la economía de la zona euro en general, declaró Mario Draghi, presidente de la entidad. 
Reuters
10 marzo 2016 8:31 Última actualización 10 marzo 2016 8:37
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. (Reuters)

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo durante la conferencia de hoy. (Reuters)

FRÁNCFORT.- El Banco Central Europeo recortó las tasas de interés e incrementó su programa de compras de activos a fin de impedir que una inflación excepcionalmente baja se siga trasladando a la economía en general, refirió el presidente de la entidad, Mario Draghi.

"Es crucial evitar efectos de segunda ronda", dijo en una conferencia de prensa, refiriéndose a caídas de precios que podrían extenderse desde productos principales como el petróleo hacia otros bienes.

El Banco Central Europeo recortó sus pronósticos de inflación y estimó que los precios permanecerán por debajo de su meta incluso en el 2018, ya que la energía barata afecta los valores de otros bienes y servicios.

El BCE recortó sus proyecciones de inflación para el 2016 a 0.1 por ciento desde 1.0 por ciento y bajó la estimación para el 2017 a 1.3 por ciento desde 1,6 por ciento, dijo el presidente de la entidad.

: