Economía

BCE mantiene su tasa de interés en 0.25%; espera tendencia de la inflación

Datos recientes sobre un ligero repunte de la inflación en la zona euro quitaron presión al banco, por lo que no se esperan medidas de política monetaria al menos hasta junio.
Reuters
08 mayo 2014 8:21 Última actualización 08 mayo 2014 9:8
 [Bloomberg] La postura mantendría el flujo de financiamiento del BCE hacia los prestamistas más importantes de Europa. 

Una revisión a la baja en los pronósticos de los técnicos del BCE en junio podría dar pie a una acción el mes próximo. (Reuters)

BRUSELAS, Bélgica.- El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sin cambios su principal tasa de interés en un mínimo histórico de 0.25 por ciento, a la espera de los pronósticos actualizados de sus técnicos en junio, antes de decidir si adopta o no nuevas acciones para contrarrestar el bajo nivel de inflación.

La decisión era ampliamente esperada por los mercados.

El mes pasado Draghi dijo que el consejo gobernante del BCE fue "unánime en su compromiso a usar también instrumentos no convencionales" para enfrentar riesgos de un periodo demasiado prolongado de inflación baja.


Desde entonces, nuevos datos han mostrado que la inflación en la zona euro se aceleró a 0.7 por ciento en abril desde 0.5 por ciento en marzo, lo que alivió la presión para que el BCE actuara este mes.

"Los mercados estarán alertas al nivel de apertura a cualquier acción de política monetaria en junio", dijo el economista de Nomura Nick Matthews.

Un sondeo de Reuters publicado el viernes pasado mostró que la política monetaria de la zona euro probablemente se mantendrá estable mientras se afianza una recuperación sobre una base más amplia, al tiempo que la inflación probablemente ya ha alcanzado su mínimo nivel.

La reunión de junio se perfila como una probable fecha para un cambio en la política monetaria del BCE. Muchos economistas prevén una revisión a la baja en los pronósticos de inflación de los técnicos del Banco Central, lo que podría abrir las puertas a más estímulos.

Draghi tiene varias herramientas de política monetaria a su disposición, incluyendo la reducción de tasas de interés o la inyección de más liquidez en la economía.