Economía

Draghi expresa preocupación por proteccionismo de EU

El presidente del Banco Central Europeo aprovechó una intervención este lunes para alabar la recuperación de cuatro años de la zona del euro y decir que los principales riesgos son ahora por factores externos.
Bloomberg
29 mayo 2017 12:1 Última actualización 29 mayo 2017 13:34
Mario Draghi

Mario Draghi. (Reuters)

Mario Draghi se convirtió en el más reciente estratega europeo en decirle a Estados Unidos que podría estar tomando el camino equivocado en cuanto al comercio.

El presidente del Banco Central Europeo aprovechó una intervención este lunes para alabar la recuperación de cuatro años de la zona del euro y decir que los principales riesgos son ahora por factores externos. Luego volvió su atención a la retórica proveniente del otro lado del Atlántico.

"Las posturas neo-proteccionistas que se han declarado en Estados Unidos son ciertamente preocupantes".

Draghi hablaba ante el Parlamento Europeo en Bruselas apenas un día después de que la canciller alemana Angela Merkel lamentara que las relaciones confiables establecidas desde el final de la Segunda Guerra Mundial "hasta cierto punto llegaron a su fin", señalando un cambio potencialmente significativo en las relaciones entre Estados Unidos y sus socios comerciales bajo la administración del presidente Donald Trump. Tanto el consumo interno como las exportaciones están contribuyendo a la recuperación de la eurozona.

"Las preocupaciones de Mario Draghi son quizás simplemente un eco de los comentarios hechos antes por Merkel después de la cumbre del Grupo de los Siete", dijo Vincent Juvyns, estratega de mercado global de J.P. Morgan Asset Management. "Si bien el entorno global es importante para Europa, el impulso económico parece ser autosustentable con factores locales que impulsan el producto interno bruto en este momento".

En su viaje de nueve días al extranjero, Trump hostigó a los aliados de la OTAN por no gastar lo suficiente en defensa y llevó a Estados Unidos al borde de retirarse del acuerdo climático global de París. También calificó al superávit comercial de Alemania de "muy malo".

Merkel, que está haciendo campaña para un cuarto mandato antes de las elecciones de septiembre, ha dicho desde entonces que los líderes europeos son "transatlanticistas comprometidos" y consideran que las fuertes relaciones con Estados Unidos "son de gran importancia para todos nosotros".

Sin embargo, la actitud de la administración Trump también fue cuestionada por otro portavoz del BCE este lunes: el gobernador del banco central austríaco Ewald Nowotny.

"Percibir la economía mundial como un ejercicio en el que la expansión de un país resulta en una pérdida para el resto es una percepción errónea que puede llegar a ser totalmente peligrosa si constituye la base de la formulación de políticas internacionales".

Los gobiernos han intensificado sus advertencias contra el resurgimiento del proteccionismo, argumentando que las políticas que supuestamente apoyan las economías nacionales suelen hacer más daño que bien. Al mismo tiempo, han reconocido que la globalización -aunque tienen beneficios extraordinarios- también ha creado perdedores que deben ser tomados en cuenta de mejor manera.

A raíz de la elección de Trump, el voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea y el flirteo de Francia con la elección de una presidenta escéptica del euro, Draghi se esforzó en reforzar ese punto también.

"Lo que sucedió en los últimos 15-20 años es que el libre comercio y la globalización produjeron inmensos beneficios, pero también resultaron en personas que realmente no compartieron los beneficios. Tenemos que compartir mucho mejor los beneficios con todos los que han participado en el proceso".

Draghi contrastó la cautela sobre el entorno global con una mejoría en las perspectivas para la zona del euro. En su audiencia en Bruselas, describió al crecimiento económico del bloque monetario como "cada vez más sólido" y ampliándose.

Por lo que, el Banco Central Europeo estará en posición de reevaluar las perspectivas de crecimiento e inflación durante su reunión del 8 de junio, dijo Draghi.