Economía

BCE estima que recuperación de Chipre se podría dar en el 2015

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 08 mayo 2013 7:2

[Reuters] La isla mediterránea es el cuarto país de la zona del euro rescatado por sus socios en este año.  


 
Notimex
 
Bruselas.- La Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) estiman que la economía de Chipre se recuperará en 2015 gracias a la reducción y al refuerzo de su sistema bancario.

Así afirmó el miembro alemán del directorio del BCE, Jörg Asmussen, durante un debate celebrado este miércoles 8 de mayo con la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, en Bruselas.

"Esperamos, tanto la CE como el BCE, que la economía (chipriota) se recupere en 2015, bajo la suposición de que un sector bancario reducido y más resistente será capaz de impulsar el crecimiento", dijo.

La isla mediterránea se ha convertido este año en el cuarto país de la zona del euro rescatado por sus socios, presionada por las dificultades de su sistema bancario.

Para Asmussen, el estallido de la crisis chipriota "ha mostrado que la rápida entrada en vigor y la aplicación del mecanismo único de supervisión (bancaria para la zona del euro) es esencial".

A su juicio, la iniciativa ayudaría a "identificar y prevenir la persistente acumulación de desequilibrios financieros en una etapa temprana".

El caso de Chipre también es una evidencia de la necesidad de completar 'lo más rápidamente posible' la unión bancaria de la zona del euro con el fin de "romper la interacción negativa entre bancos y Estados".

"Sólo entonces seremos capaces de romper la interacción negativa entre los Estados y sus sistemas bancarios", sostuvo el alto funcionario del BCE.

Asimismo, Asmussen se mostró en línea con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en lo que dice respecto a la adopción de un sistema común para la resolución de bancos en crisis.

Ambos defienden que el mecanismo se implemente de manera 'urgente' y que cobre de los acreedores los costes de las reestructuraciones bancarias, protegiendo 'de manera clara'  a los depósitos inferiores a 100,000 euros.

También presente en el debate, Rehn justificó las prisas tras advertir de que "los retrasos son muy costosos para la economía y la sociedad".