Economía

BCE discute reducir costos de financiamiento a Pymes

12 febrero 2014 5:4 Última actualización 14 marzo 2013 9:9

 [Bloomberg] Las empresas de las naciones con más problemas enfrentan costos más altos.


 
Reuters
 
El Banco Central Europeo (BCE) está discutiendo cómo reducir los costos de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas en los países más afectados por la crisis de deuda en la región, dijo el consejero de la entidad Erkki Liikanen.
 
Las pequeñas y medianas empresas de los estados más atribulados de la zona euro enfrentan costos de financiamiento mucho más altos que sus pares de otras naciones del bloque, lo que hace difícil que puedan expandir sus negocios y ayudar a impulsar el crecimiento económico que se necesita para reducir las deudas de cada país.
 
"Este es un asunto difícil, pero puedo decir que lo tenemos contemplado, bajo consideración", dijo Liikanen, gobernador del banco central de Finlandia, en una conferencia de prensa.
 
Otro miembro del consejo gobernante del BCE, el presidente del banco central de Chipre, Panicos Demetriades, también señaló en una entrevista con Reuters publicada el jueves que el BCE podría tomar nuevas acciones para ayudar a las pequeñas y medianas empresas.
 
"No creo que debamos descartar la posibilidad de que puedan haber medidas no convencionales que podrían ayudan a sectores particulares de la economía", dijo Demetriades al ser consultado sobre las dificultades de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas.
 
El funcionario declinó ofrecer detalles sobre las medidas que el BCE está evaluando, pero se mostró escéptico sobre la compra de préstamos titulizados del banco central, al sostener que "francamente no veo eso como una manera de proceder muy realista".
 
Al ser consultado el jueves pasado sobre posibles medidas para impulsar los préstamos a las pequeñas y medianas empresas, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que "no estamos en este momento (...) planeando nada especial".
 
El BCE discutió reducir las tasas de interés en su reunión mensual de política monetaria hace una semana, pero decidió mantenerlas en un 0.75%.
 
Liikanen dijo el jueves que esperaba que la política monetaria siguiera siendo flexible.
 
El Banco de Finlandia proyecta que la inflación anual en la zona euro -sumando a Gran Bretaña, Suecia y Dinamarca- se mantendrá cerca del 1.5% al 2015, debilitando el objetivo del BCE de mantenerla cerca pero debajo del 2%.
 
La tasa de inflación del bloque de 17 países cayó debajo del 2% el mes pasado.