Economía

BBVA Research revisa a la baja estimación de inflación

La modificación de 3.9 a 3.7 por ciento responde a una aceleración económica menos fuerte a la anticipada en el primer trimestre de este año.
17 abril 2014 14:21 Última actualización 17 abril 2014 14:21
Bancomer

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- BBVA Research revisó a la baja su previsión de fin de año para la tasa de inflación general de 3.9 a 3.7 por ciento, ante un menor crecimiento esperado en el Producto Interno Bruto (PIB) a principios de 2014.

Así, en su Flash Semanal México refiere que esta modificación responde a una aceleración económica menos fuerte a la anticipada en el primer trimestre de este año y la previsión de que los precios se acelerarán hasta la segunda parte del año.

De hecho, prevé que los precios al consumidor registren una disminución anual a 3.59 por ciento en la primera quincena de abril, desde 3.76 por ciento en marzo, mientras que para la subyacente anticipa un aumento quincenal de 0.06 por ciento, equivalente a 2.95 por ciento en términos anuales.


Sin embargo, estima que la inflación anual disminuya a 3.6 por ciento en abril y aumente ligeramente en mayo, antes de comenzar a acelerarse en junio cuando comiencen a presentarse efectos base desfavorables.

En cuanto a la tasa de desempleo espera que en marzo registre un aumento respecto al mes previo, al ubicarse en 4.85 por ciento ante un menor dinamismo en los sectores de servicios.

Precisa que el martes próximo se publicará el indicador de ocupación y empleo de marzo, el cual dará pistas sobre la evolución del mercado laboral al cierre del primer trimestre de 2014.

Dada la evolución de la actividad económica en México, en particular la ausencia de dinamismo en los sectores de servicios, espera que la tasa de desempleo aumente ligeramente y se ubique en 4.85 por ciento en marzo desde un 4.65 por ciento en febrero previo, señala.

El comportamiento del mercado laboral también se podría ver reflejado en las ventas al menudeo de febrero, que estima reporten un aumento anual de 0.48 por ciento, inducidas por una leve recuperación del empleo y la estabilidad de la inflación.

Respecto a la tasa de fondeo, la cual se dará a conocer el viernes 25 de abril, espera que el Banco de México (Banxico) mantenga la tasa de fondeo de 3.50 por ciento sin cambios en su decisión de política monetaria.

Explica que la ausencia de efectos inflacionarios de segunda ronda derivados de las modificaciones fiscales y la debilidad de la actividad durante el primer trimestre del año, da paso a que el escenario de pausa monetaria prolongada se refuerce.

Además, considera que el comunicado continúe con el tono relajado que mostró en marzo, más aun cuando los datos más recientes sobre la demanda interna (inversión, ventas ANTAD) siguen sin mostrar una clara recuperación.