Economía

BBVA baja a 2.5% pronóstico de crecimiento en México

El ajuste desde 3.4% se debe a que se prevé que la economía estadounidense crezca sólo 2.5 por ciento causado por problemas climáticos, según un reporte de BBVA, que destaca que "lo peor parece quedó atrás".
Jeanette Leyva
05 junio 2014 12:22 Última actualización 05 junio 2014 12:29
BBVA

(Cuartoscuro)

BBVA Research ajustó a la baja la expectativa de crecimiento de la economía mexicana de 3.4 por ciento a 2.5 por ciento, aunque “lo peor parece quedó atrás”.

El escenario a la baja es debido a que estiman que en este año la economía estadounidense crezca 2.5 por ciento y que el gasto del sector público fluya de manera oportuna, eficiente y en mayor monto, apoyado por el déficit fiscal aprobado de 1.5 por ciento del PIB.

“Esto significa que las tasas de crecimiento trimestrales de los tres trimestres restantes del año deben de ser altas y en promedio de 1.2 por ciento, ajustado estacionalmente. Todo ello sin tomar en cuenta los efectos de las reformas aprobadas en 2013, ya que su puesta en marcha y sus primeros efectos, todavía muy modestos, se darán a partir de 2015”.


De acuerdo con el Informe Situación México, la baja tasa de crecimiento del primer trimestre del año fue resultado de un débil desempeño de la economía de Estados Unidos causado por problemas climáticos, de un efecto mayor al esperado sobre el consumo y la inversión derivado del aumento impositivo, y a otros factores internos como la lenta recuperación de la construcción y la baja en la producción petrolera.

Sin embargo, consideró que “lo peor parece haber quedado atrás”, por lo que para los siguientes trimestres la economía debiera acelerarse como resultado de la mejora en la economía de la Unión Americana y de un mayor monto y eficiencia del gasto del sector público.

Las reformas estructurales podrían empezar a rendir sus primeros, aunque todavía modestos, resultados en 2015, lo que se reflejaría en un crecimiento en torno al 3.5 por ciento anual para ese año, estimó el grupo financiero.

Durante la presentación del estudio sobre la economía mexicana, estimaron que la inversión que pudiera generar una implementación eficaz de la reforma energética sería favorable para la creación de empleo formal, reduciendo en el mediano plazo el tamaño del empleo informal que labora en el sector informal de la economía, del 27 por ciento de la Población Económicamente Activa observado actualmente a entre 24 y 26 por ciento.

Un crecimiento del PIB de 5 por ciento anual de forma sostenida podría permitir que se crearan 700 mil empleos en promedio anual. Esto representaría que casi la totalidad de las personas que se incorporan al mercado laboral de forma anual encontraran cabida en el sector formal”, estimaron.

En su opinión es “clave que las leyes secundarias que finalmente se aprueben promuevan el cumplimiento efectivo de los objetivos de la agenda de reformas, y que su implementación sea eficaz, esto con el fin de que la economía mexicana alcance un crecimiento por arriba del 4 por ciento de manera sostenida”.