Economía

‘Bara-bara’, mariscos
en cuaresma

Para esta temporada de Cuaresma, el precio de pescados y mariscos se vuelve hasta 70 por ciento más barato que el de otras carnes, puesto que el kilo de camarón se encuentra entre los 15
y 35 pesos, por lo que los comerciantes esperan que sus ventas en esas fechas se incrementen hasta 80 por ciento.
Héctor Chávez
17 febrero 2015 23:53 Última actualización 18 febrero 2015 5:5
Cuaresma

Los precios de pescados y mariscos para esta Cuaresma registran importantes rebajas. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La cornuda, la cintilla o la gurrubata, podrán sonarle como ofensa, pero en realidad son pescados que en esta temporada de cuaresma representan un buen pretexto para que identifique y aproveche que su precio es hasta 70 por ciento más barato que la carne de cerdo, pollo y res.

En un recorrido por el mercado de la Nueva Viga se encontró que el kilo de estos mariscos va de los 15 a los 35 pesos, mientras que el kilo de carne de cerdo es de 67 pesos, el de la pechuga de pollo se encuentra en 76.98 y el bistec de diezmillo en 140.9 pesos por kilo.

Rogelio Hernández, director general del Instituto Nacional de Fomento al Consumo de Productos Pesqueros, destacó que durante la temporada de cuaresma se comercializan muchas especies de pescados poco conocidas, pero altamente ricas en sabor y nutrientes.


Y es que para esta temporada de cuaresma, la buena noticia es que la inflación apenas tocó a los productos pesqueros. El atún y la sardina en lata bajaron 2 por ciento al cierre de la segunda quincena de enero, mientras que pescados y mariscos en conserva y lata prácticamente se mantuvieron en los mismos precios, con una ligera variación de apenas 0.06 por ciento.

En tanto que el camarón subió 2 por ciento, la mojarra tuvo un ajuste al alza de 4 por ciento, el huachinango de 5 por ciento, mientras que el róbalo y mero reportaron el mayor incremento en precios, con un alza de 7 por ciento.

En entrevista locatarios del mercado Martínez de la Torre, en la colonia Guerrero, señalaron que durante la temporada de cuaresma las ventas se incrementan hasta en 80 por ciento, situación que se acentúa durante la Semana Santa, principalmente en productos como la sierra, la carpa, el filete de mero, las mojarras, cabezas, la tilapia, el bagre y en menor medida los camarones, el huachinango, los ostiones, el pulpo y el salmón.