Economía

Banxico sale a recoger liquidez excedente del mercado

12 febrero 2014 5:2 Última actualización 01 abril 2013 15:36

[Cuartoscuro]  Venderá Cetes a 182 y 364 días por un monto de 40,500 y 70,000 mil millones de pesos, en cada caso. 


 
Esteban Rojas H
 
 
El miércoles 3 de abril, el Banco de México llevará a cabo una subasta extraordinaria de Cetes con propósitos de regulación monetaria, lo cual es una señal de cierta liquidez sobrante y del apetito por papel de deuda gubernamental con un horizonte de inversión inferior a un año.
 
El instituto central venderá Cetes a 182 y 364 días por un monto de 40,500 y 70,000 mil millones de pesos, en cada caso.
 
Cabe destacar que la cantidad total de 110,500 millones de pesos de la subasta extraordinaria de Cetes, es la segunda que se llevará a cabo en el año. Al mismo tiempo, dicha cantidad resulta muy superior a la subasta tradicional de cada martes, la cual en esta ocasión es por un monto equivalente a 45,714 millones de pesos.
 
La diferencia entre ambas subastas estriba en que, la de regulación monetaria, solamente incluye Cetes y, en la tradicional de los martes, se engloba, a parte de este instrumento, a los bonos a tasa fija, Udibonos y bondes D.
 
Entre los fines de la subasta, aparte de satisfacer la demanda por instrumentos de corto plazo, puede estar en retirar liquidez que contribuyan a disminuir ciertas presiones sobre los precios al consumidor, que en marzo observaron un considerable repunte a tasa anual.
 
El otro aspecto a observarse en la subasta extraordinaria, es el costo que tendrá que pagarse por la colocación de los Cetes y si la demanda de este instrumento es lo suficientemente grande para ser colocada en su totalidad.
 
Buena parte de la demanda, del papel a subastar, podría provenir de los flujos de capital provenientes del exterior, que no encuentren la suficiente oferta de este tipo de instrumentos para ser comprados.
 
En otro frente, para la subasta primaria de valores gubernamentales número 14 del año es probable se observe una cierta inclinación a la baja en las tasas de interés.
 
El rendimiento de los Cetes a 28 y 91 días posiblemente experimente cambios marginales. En tanto que 182 y 336 días, se puede registrar una baja, que los podría llevar a nuevos mínimos históricos.
 
La tasa del bono a 10 años, con vencimiento en diciembre del 2023, podría presentar una disminución de alrededor de 0.03 puntos, para alcanzar un nivel  no visto.
 
La demanda por instrumentos de cobertura contra la inflación, puede incidir para que la tasa del Udibono a 30 años caiga cerca de 0.13 puntos, para alinearse a las condiciones imperantes en el mercado secundario de deuda.
 
Finalmente, se estima que el jueves los bancos centrales de la zona euro y del Reino Unido dejen sus tasas de interés de referencia sin cambio. En tanto que el Banco Central de Japón podría anunciar nuevas medidas de estímulo monetario.
 
Hasta el próximo martes.