Banxico registra mini ‘boom’ de bonos mexicanos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico registra mini ‘boom’ de bonos mexicanos

COMPARTIR

···
Economía

Banxico registra mini ‘boom’ de bonos mexicanos

21/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H.
 
En las últimas jornadas, se observó un reacomodo en los flujos de capital que llevó a una mayor demanda de los denominados bonos a tasa fija emitidos por el gobierno mexicano, lo cual empujó a su rendimiento, en algunos casos, a reducir su distancia con respecto a sus mínimos históricos. En tanto que el diferencial de tasas de interés a favor de nuestro país cayó a un nivel no visto en más de 5 años.
 
El pasado viernes, el bono M a 10 años cerró en el mercado secundario en 5.16%, lo que representó una caída de 0.14 puntos, la mayor desde noviembre del 2012.
 
El aumento en el apetito por los bonos, desatado a finales de la semana pasada, acercó al bono M a 10 años, con vencimiento en junio del 2022, a su mínimo histórico de 4.99%, establecido el 20 de julio del 2012 en el mercado secundario de deuda.
 
La mayor demanda de bonos en México se debió, en buena parte, a la posibilidad de un cambio en la política monetaria aplicada por el Banco de México, que pudiera llevar a una reducción de su tasa objetivo, ubicada actualmente en 4.50%.
 
Dicha expectativa haría perder atractivo a los instrumentos de deuda de corto plazo, en caso de concretarse, lo que provocó una avalancha de los participantes de los mercados en busca de mejores rendimientos en un horizonte de más largo plazo.
 
Cabe recordar que un recorte en la tasa de referencia de Banxico está condicionada a que la tendencia de la inflación se mantenga a la baja, por lo cual será importante conocer el resultado del crecimiento de los precios al consumidor para la primera quincena de enero, que será publicada el jueves.
 
Otro detonante que todavía podría sostener la demanda de bono M, en los próximos días, es la incertidumbre por las negociaciones en los Estados Unidos en torno al aumento del techo de endeudamiento.
 
Sin embargo, un factor negativo para la demanda de bonos M, sobre todo de la proveniente de los extranjeros, es la reducción de la brecha de rendimientos con los observados en el exterior.
 
De acuerdo a la última cotización del bono líder del tesoro norteamericano a 10 años de 1.85% comparada con la tasa de bono a tasa fija en México de 5.16%, existe un diferencial de 331 puntos base a favor de nuestro país, cifra que constituye la más baja desde octubre del 2007.
 
Entre otros efectos que ha contribuido a generar la baja en las tasas de interés, sobre todo en la parte larga de la curva de rendimientos, se encuentra el freno a la apreciación del peso y el constituirse como un catalizador para aumentar la demanda de activos con más riesgo como las acciones. En tanto en la esfera real de la economía, hace más rentables los proyectos de inversión y, por lo tanto, genera mejores condiciones para un mayor crecimiento económico.