Economía

Banxico mantiene en 3% objetivo para Tasa de Interés Interbancaria

El Banco de México determinó dejar su tasa de interés en 3% luego de que subastara 200 millones de dólares con precio mínimo para frenar la caída del peso.
Redacción
30 julio 2015 11:50 Última actualización 30 julio 2015 13:27
Banxico

Banxico.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México (Banxico) determinó dejar este jueves en 3 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, luego de que el miércoles la Reserva Federal de EU (Fed) decidiera mantener su política monetaria sin cambio alguno.

Previo a su Anuncio de Política Monetaria, el Banxico subastó 200 millones de dólares con precio mínimo, a un tipo de cambio ponderado de 16.4622 pesos por billete verde, ante un fuerte declive de peso.

Banxico advirtió de presiones adicionales en el tipo de cambio asociado a las posibles acciones de política monetaria de la Fed; en tanto, apuntó que en el escenario actual es de mayor deterioro económico que en el informe de política monetaria anterior.

"Es posible que la volatilidad en los mercados internacionales continúe o incluso se agudice, por lo cual sería necesario consolidar los esfuerzos recientes en el ámbito fiscal y ajustar oportunamente la postura de política monetaria", anotó.

En el anuncio, dijo que la junta de Gobierno de Banxico permanecerá atenta al desempeño del tipo de cambio, a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos y a la evolución del grado de holgura en la economía.

Indicó que dado que la actividad económica en Estados Unidos ha mantenido en general un ritmo de expansión moderado, la Fed ha enfatizado que el primer incremento en la tasa de interés de referencia tendría lugar este año y que el ritmo de aumentos subsecuentes sería gradual.

Agregó que la volatilidad en los mercados financieros internacionales se incrementó a últimas fechas, siendo el factor causal de mayor importancia la incertidumbre en torno al inicio de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos. Asimismo, la situación de incertidumbre en Grecia y China, implicó una apreciación sostenida y generalizada del dólar contra otras monedas, entre ellas el peso mexicano, que experimentó presiones significativas.

En lo que toca a México, el balance de riesgos para el crecimiento se deterioró respecto a la anterior decisión de política monetaria, ya que la actividad económica en México ha continuado mostrando una moderación en su ritmo de crecimiento.

"Después de la disminución que se observó en la producción industrial en el primer trimestre de 2015, los sectores de las manufacturas no automotrices, la minería y la construcción siguen presentando un débil
desempeño", indicó.

Por su parte, las exportaciones y la inversión han registrado un deterioro con respecto a su comportamiento en la segunda mitad del año previo.