Economía

Banxico mantiene tasa de referencia en 4.0%

12 febrero 2014 4:30 Última actualización 07 junio 2013 9:15

[Archivo]  


 
Redacción
 

La Junta de Gobierno del Banco de México decidió mantener en 4.0% el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día (tasa de referencia).
 
La Junta estima que la postura de política monetaria es congruente con un escenario en el que no se anticipan presiones generalizadas sobre la inflación y en el que se prevé que el ritmo de expansión del gasto en la economía sea acorde con la convergencia de la inflación hacia el objetivo permanente de 3%.
 
"Hacia adelante, la Junta seguirá vigilando la evolución de todos los factores que podrían afectar a la inflación. En particular, se mantendrá atenta a que continúen sin presentarse efectos de segundo orden sobre el proceso de formación de precios en la economía derivados de los recientes cambios en precios relativos", dice en las minutas.
 
Asegura que también estará atenta a las implicaciones que la evolución de la actividad económica y la postura monetaria relativa de México frente a otros países tengan sobre las previsiones para la inflación.
 
"Todo lo anterior con el fin de estar en condiciones de responder, en su caso, para alcanzar el objetivo de inflación señalado", dice Banxico.
 
Esto queda alineado con las expectativas del mercado que esperaban que no hubiera ningún cambio.
 
Inflación y tipo de cambio

 Respecto a la inflación, cuya alza en el indicador general anual obedece a factores transitorios, se prevé que muestre una ligera disminución en junio y que la trayectoria descendente se intensifique a partir de julio para ubicarse en el tercer y cuarto trimestres entre 3 y 4%.
 
Por lo que se refiere a los riesgos para la inflación en el corto plazo, prevalecen los siguientes al alza:
- la posibilidad de que los precios de los servicios de transporte en algunos estados se incrementen, así como factores climáticos y sanitarios que podrían incrementar los precios de los productos agropecuarios.
- en sentido opuesto, la posibilidad de que el debilitamiento de la actividad económica en México se acentúe es un riesgo a la baja para la inflación e, incluso, podría mitigar en cierta medida los riesgos al alza señalados anteriormente.
 
Para 2014 se anticipa que la inflación general anual se ubique muy cerca de 3%. Por su parte, se estima que la inflación subyacente anual se mantendrá incluso por debajo de dicho nivel en la mayor parte de 2013 y 2014.
  Tipo de cambio. Si bien aún se prevé que se mantenga la abundante liquidez en los mercados financieros internacionales, se anticipa que como reflejo de posibles cambios en la política monetaria en Estados Unidos, la volatilidad del tipo de cambio podría continuar, aunque los fuertes fundamentos de la economía mexicana tenderán a ordenar su comportamiento en el mediano plazo.