Economía

Banqueros descartan una reforma recesiva

10 febrero 2014 4:21 Última actualización 04 septiembre 2013 5:35

[Guillermo Ortiz asegura que no conocen contenido de iniciativa / Bloomberg]




Eduardo Ortega
 
 
El ex gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, consideró que la desaceleración de economías emergentes como China y la India es muy notoria; siendo las más vulnerables aquellas que tienen déficit de cuenta corriente y que dependen más de financiamiento externo. En ese sentido, comentó que México está mucho mejor posicionado.
 
 
Mientras en Europa se ven algunos signos de recuperación y en Estados Unidos los datos son mixtos, dijo a El Financiero que aunque 2013 ha sido un año complicado, vamos a tener una economía mundial más robusta en lo que resta del año, de la cual espera que nuestro país pueda beneficiarse.
 
 
Opinó que la perspectiva de algunos analistas que consideran la posibilidad de que México puede caer en recesión no tiene ninguna base. No obstante -explicó- lo mencionan ante los posibles impactos de una reforma hacendaria que ni siquiera conocemos.
 
 
“Vamos a esperar el contenido de la reforma fiscal. México tiene una recaudación fiscal muy baja. Entonces hay que arreglar esto. Peo también tenemos un sistema tributario muy disparejo, muy desigual, con muchos hoyos. Hay que hacer una reforma integral”, agregó el presidente de Grupo Financiero Banorte.
 
 
Aparte, el vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, expresó su confianza en que tanto el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto como los congresistas no cometerán el error de impulsar y aprobar una reforma hacendaria que sea recesiva.
 
 
“No van a cometer tonterías, tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo, la verdad han demostrado que no van a cometer un error de esa dimensión”, dijo el también presidente de Grupo Financiero BBVA Bancomer.
 
 
Previó que bajo ninguna circunstancia puede darse una recesión en nuestro país y calificó esos pronósticos de “voluntarismo negativo”.
 
 
Dijo que el bajo crecimiento del país deriva fundamentalmente de un factor externo, el cual es un problema coyuntural y no estructural de la economía.
 
 
Consultado por este medio, puso énfasis en que la buena noticia para nuestro país es que los números de Estados Unidos publicados en las últimas semanas son muy positivos, porque muestran una franca recuperación.