Economía

Banorte pierde 512 mdp
con préstamos a Oceanografía

Alejandro Valenzuela, director general de Banorte, explicó los créditos otorgados a Oceanografía están documentados, por lo que son válidos y legales y añadió que aunque la reserva de créditos fue bajo el esquema de pérdidas esperadas, se cruzó la “mala fortuna” para esta empresa.
Jeanette Leyva
23 octubre 2014 22:53 Última actualización 24 octubre 2014 5:5
Banorte

Alejandro Valenzuela explicó que los créditos que otorgó a Oceanografía son válidos y legales. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La empresa Oceanografía le significó una pérdida de 512 millones de pesos al Grupo Financiero Banorte, reconoció Alejandro Valenzuela, director general del grupo.

En conferencia de prensa para presentar los resultados al cierre del tercer trimestre, indicó que durante junio y julio, la institución reservó en su totalidad los préstamos que otorgó a la proveedora de Pemex, Oceanografía, registrándose su impacto en el penúltimo trimestre del año.

Valenzuela del Río, detalló que los créditos que otorgaron a la empresa están “perfectamente” documentados, son válidos y legales, “no hemos encontrado ningún tipo de fraude, se hizo un préstamo, sabemos a dónde fue el dinero y en qué se usó”, el recurso fue para la adquisición de barcos.

Reservar los créditos fue bajo la política de pérdidas esperadas y al igual que con las vivienderas fueron prestados con una finalidad, pero se cruzó la “mala fortuna” para esas empresas.


Las desarrolladoras de vivienda han originado las reservas por parte del banco en los últimos 20 meses de cerca de cuatro mil 500 millones de pesos, de ese monto tres mil millones de pesos fueron contra capital y mil 500 millones de pesos contra resultados y tienen previsto reservar alrededor de mil 600 millones de pesos más hasta 2015, aun cuando han recibido algunos pagos de esas empresas.

Junto con Oceanografía, esas empresas en total le han costado al banco poco más de cinco mil millones de pesos en reservas y continuarán en el trabajo de llevarlas de la mano, sobretodo en el tema de concursos mercantiles, con el objetivo de que se rehabiliten.

“Claramente nos afectó el tener que provisionar como seis mil millones de pesos y lo que falta, mucho de ello está respaldado por tierras, y hay la visión de darle gasolina a ese negocio para que con el tiempo vuelva a fructificar, no nos tiene preocupados, nos tiene ocupados”.

Acerca de los rumores sobre la eventual renuncia de Guillermo Ortiz, de la presidencia del consejo, Valenzuela del Río, afirmó que es una “mera especulación”, ya que no existe ninguna evidencia o noción de que eso sucederá.

Aunque reconoció han existido diferencias, el trabajo en conjunto se ha mantenido lo que se refleja en los resultados del grupo.
La llegada de Carlos Hank, fue recibida positivamente por todo el consejo, y es parte de la decisión que tomó la familia González Barrera, de hacer un relevo generacional en el consejo y se ha mantenido la democracia corporativa, explicó.

Valenzuela del Río, respaldo las declaraciones de Hank González, en el sentido de que su llegada no es un signo de que habrá una fusión entre Banorte e Interacciones, esas decisiones corresponden a los accionistas que determinan si hay valor en operaciones de ese tipo.

CRECEN GANANCIAS

En los primeros nueve meses del año, la utilidad neta del grupo se ubicó en 11 mil 409 millones de pesos, 15 por ciento mayor a la obtenida en el mismo periodo pero de 2013.

Pese a la desaceleración de la economía mexicana, la cartera vigente tuvo un crecimiento anual de 7 por ciento a septiembre pasado.
“La cartera de crédito ha comenzado a recuperar el paso de crecimiento respecto al año anterior, manteniendo un crecimiento a un mayor ritmo que la economía nacional”, apuntó.