Economía

Bancos tienen montaña de 1.78 billones de pesos de exigibilidad inmediata: CNBV

10 febrero 2014 4:11 Última actualización 08 octubre 2013 22:8

[Representa 11.3% del PIB; las cuentas de débito suman 98 millones y equivalen al doble de la PEA / Bloomberg]


 
 Eleazar Rodríguez O.
 
 
La captación bancaria aumentó su dependencia de los recursos de corto plazo y dejó de ser "tradicional". De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los bancos tienen en sus arcas 1.785 billones de pesos en depósitos de exigibilidad inmediata, cifra que representa 11.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al segundo trimestre de este año.
 
 
Dicho monto, actualizado al mes de agosto, no tiene precedente, al rebasar el máximo vigente registrado en diciembre de 2012.
 
 
Lo anterior significa que de cada peso que captan los bancos, 60 centavos son de exigibilidad inmediata (a la vista), mientras que 40 centavos están depositados a diferentes plazos.
 
 
Un punto medular es el costo de la captación. El dinero depositado en el sistema bancario es casi gratuito, ya que las tasas de interés que paga son extremadamente bajas.
 
 
Dicha situación es muy benéfica para los bancos, ya que de acuerdo con los números antes mencionados, disponen de un elevado porcentaje de recursos que son fondeados prácticamente gratis.
 
 
Información de la CNBV muestra que 66 por ciento de estos recursos están en cuentas que pagan intereses, pero la mayoría de las cuentas de débito comienzan a devengar un rendimiento a partir de un saldo mínimo de entre 500 y mil pesos, pagándose una tasa máxima promedio de 0.80 por ciento anual. El restante 34 por ciento son cuentas que no generan rendimientos al ahorrador.
 
 
Para la banca comercial este es un flujo abundante de recursos que se mantiene en crecimiento. Como muestra, durante el primer semestre del año se adicionaron más de cinco millones de nuevas cuentas de débito para alcanzar un total de 98 millones, lo que significa que casi se cubre dos veces la Población Económicamente Activa (PEA).
 
 
En contraste, las cuentas de cheques activas se redujeron en el mismo lapso en más de 10 millones, para colocarse en casi 87 millones, su nivel más bajo de los últimos 10 años.