Economía

3 bancos provisionan más de 10,000 mdp por vivienderas

10 febrero 2014 5:20 Última actualización 31 julio 2013 5:37

[Cuartoscuro]


 
 
Jeanette Leyva Reus
 

La crisis de las desarrolladoras de vivienda cobra ya factura a los bancos, que han tenido que incrementar sus reservas preventivas en más de 10,000 millones de pesos.
 
 
Ante el incumplimiento de pagos por parte de las vivienderas, tres de los principales bancos han reconocido un aumento en sus reservas como consecuencia de este problema.
 
 

En el primer semestre del año, Banorte reservó 4,000 millones de pesos, Banamex provisionó 1,148 millones y Santander hizo estimaciones para riesgos crediticios por 6,152 millones de pesos, monto que incluye las relacionadas con el sector de vivienda.
 
 
De acuerdo con el reporte de resultado de Santander, las reservas preventivas por 6,152 millones de pesos significaron un incremento de 55.3% en comparación con el mismo periodo del año anterior.
 
 

Santander México reconoció que el incremento en las reservas fue principalmente por el impacto de las desarrolladoras de vivienda y de la cartera de consumo.
 
 

Por los cambios en la nueva metodología para reservas preventivas publicada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores a finales de junio pasado, Santander constituyó provisiones por 3,348 millones de pesos para todo su portafolio comercial en el segundo trimestre, que incluye a la cartera con exposición a las vivienderas.
 
 
La institución declinó precisar el monto de las reservas constituidas por su exposición al sector de la construcción de vivienda, porque están en proceso de negociación los términos de la reestructuración de las empresas vivienderas.
 
 

Debido a ello, “Santander México está imposibilitado a comentar los detalles de estas provisiones en tanto las negociaciones no concluyan”.
 
Impacto
 
De acuerdo con un análisis de Accival, la exposición de Santander México a las constructoras es considerable, al ubicarse en 1.35 puntos de su cartera total.
 
 

Banorte provisionó cerca de 4,000 millones de pesos por créditos otorgados a Homex, Urbi y Geo, lo que representó 70 puntos base del capital.
 
 
Las tres desarrolladoras le deben al banco alrededor de 9,400 millones de pesos, pero esta deuda llegó a ser de 11,900 millones.
 
 
Banorte tiene previsto reservar en lo que resta del año 50 millones de pesos más si no mejoran las condiciones económicas de estas desarrolladoras, y a finales de 2014 -si el problema se mantiene- estima que deberá reservar 1,750 millones adicionales.
 

En el caso de Banamex, si bien la deuda que tienen desarrolladoras de vivienda con el banco cuenta con el respaldo de una garantía en 85%, ha tenido que reservar 1,148 millones de pesos.
 
 

Las desarrolladoras tienen una deuda con Banamex de 3,698 millones de pesos; de ese monto, sólo 563 millones carecen de algún tipo de respaldo.
 
 

Accival estimó que en el caso de BBVA Bancomer, los créditos totales a las constructoras de vivienda representaron aproximadamente tres puntos porcentuales de su cartera crediticia.
 
 

La calificadora Standard and Poor´s estimó que la exposición del sistema bancario mexicano a las principales desarrolladoras representó 1 por ciento de la cartera total de crédito del sistema bancario mexicano a marzo de 2013, cantidad que puede llegar a ser hasta de 2.3%.