Economía

Bancos chinos enfrentan racionamiento de efectivo, tasas vuelven a saltar

12 febrero 2014 4:25 Última actualización 21 junio 2013 9:31

[Bloomberg] 


 
 
Reuters
 
 
Shanghai.- Por segundo día consecutivo, las tasas de efectivo en China se dispararon el viernes hasta en un 25% en momentos en que los bancos se esfuerzan por conseguir fondos. Sin embargo, el temor a una crisis bancaria más amplia redujo la especulación de que el banco central habría inyectado fondos al mercado.
 
Después del salto en la apertura, las tasas cayeron de nuevo por debajo de un 10% ante los rumores de la posible inyección de efectivo, pero algunos bancos más pequeños todavía estaban pagando tasas exorbitantes.
 
También hubo desmentidos de 2 de los mayores prestamistas del mundo de que habían necesitado fondos de emergencia del Banco Popular de China (BPC).
 
La tasa de recompra de bonos a un día -una medida del costo del dinero en efectivo- caía el viernes a un 8.39% sobre una base media ponderada, muy por debajo del cierre de un 11.62% del jueves, pero aún más que el doble de los niveles normales.
 
 

Desasosiego chino
 
 
A lo largo de esta semana, una inquietud ha aquejado a los mercados de dinero en China luego de que el banco central se abstuviera de inundar un mercado donde escasea el efectivo, dijeron operadores.
 
Los analistas aseguran que el banco central quiere enviar una severa advertencia a aquellos bancos que esten utilizando la financiación a corto plazo en el comercio en lugar de préstamos para apoyar a una economía en desaceleración.
 
"Creemos que esta es una señal de que el banco central ha comenzado a aplicar el riesgo moral y, eventualmente, la disciplina de mercado sobre el sector bancario", señaló Michael Werner, analista bancario senior de Bernstein Research en Hong Kong.
 
El Banco Industrial y Comercial de China , el banco más grande del mundo por activos, y el Banco de China , el cuarto mayor prestamista de China, negaron los rumores de que habían recibido préstamos de emergencia poco antes del cierre del mercado del jueves.
 
A diferencia del racionamiento de dinero en los mercados occidentales durante la crisis financiera del 2008, el ajuste de China refleja en gran medida el enfoque de la política del banco central para controlar algunas formas de crédito.
 
"Con la relación crédito-PIB de China en un 200%, creemos que el BPC está actuando en línea con los esfuerzos del Gobierno para reducir el apalancamiento, reequilibrar y situar a la economía hacia una senda de crecimiento sostenible", escribieron en un reporte el economista de Barclays Yiping Huang y el estratega de tarifas Igor Arsenin.
 
En una sesión ordinaria el miércoles, el gabinete de China reafirmó su compromiso con la reducción de los riesgos financieros con la finalidad de asegurar que el crecimiento del crédito apoye a la economía real.