Economía

Bancos chinos advierten de repunte en préstamos malos por desaceleración 

Tras reportar débiles resultados en el primer semestre del año, bancos chinos anunciaron que se están preparando para tener más préstamos morosos, debido a los problemas que están enfrentando las industrias, desde la siderúrgica hasta la petroquímica.
Reuters
28 agosto 2015 12:5 Última actualización 28 agosto 2015 12:24
China

(Reuters)

SHANGHÁI/PEKÍN.- Los principales bancos de China alertaron sobre un año duro tras publicar sus resultados semestrales, los más débiles en al menos seis años, con una desaceleración de la economía que los está obligando a realizar más previsiones para cubrir préstamos fallidos y que reduce los ingresos por intereses.

El estatal Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) -la mayor entidad china por activos- y sus pares Bank of China (BOC), Agricultural Bank of China y Bank of Communications reportaron esta semana otro incremento de créditos malos en la primera mitad del año y beneficios netos que crecieron como mucho un 1.5 por ciento.

Esta última cifra estuvo muy lejos de las de dos dígitos que se lograron después de la crisis financiera de 2008.

Ahora que la economía china se encamina este año a su crecimiento más lento en un cuarto de siglo, las entidades dijeron que se están preparando para tener más préstamos morosos, debido a los problemas que están sufriendo las industrias, desde la siderúrgica hasta la petroquímica.

"Durante un tiempo seguiremos enfrentando la presión de los préstamos morosos", dijo el presidente del ICBC, Yi Huiman.

En la primera mitad del año, el banco -que también es el más grande del mundo por activos- incrementó sus previsiones para créditos fallidos en un 74 por ciento respecto al año anterior.

Los indicadores económicos más recientes mostraron que podría estar en riesgo hasta el objetivo de crecimiento chino cercano al 7.0 por ciento.

Además de una mayor cantidad de préstamos morosos, la desaceleración de la economía de China eleva la probabilidad de nuevos recortes a las tasas de interés, algo que presionaría aún más los márgenes netos de los bancos, que es la diferencia entre las tasas a las que toman y prestan dinero.

El Banco Central Chino ha recortado las tasas de interés cinco veces desde noviembre, y en el primer semestre los bancos reportaron márgenes netos más bajos.

Las turbulencias en los mercados bursátiles chinos y la reciente devaluación del yuan podrían hacer que más fabricantes, constructoras y minoristas retrasen o no puedan afrontar la devolución de sus créditos.