Economía

Bancos Centrales salvaron a la economía mundial: FMI

12 febrero 2014 4:24 Última actualización 16 mayo 2013 18:2

[Bloomberg] El fondo reiteró evaluaciones previas de que las medidas funcionaron la crisis financiera global del 2007-2009. 


Reuters
 

WASHINGTON .- Los bancos centrales lo hicieron bien cuando salvaron a la economía mundial, pero sus acciones sin precedentes arriesgan perjudiciales efectos colaterales más allá de las fronteras y pérdidas potencialmente fuertes cuando sea el momento de retirarlas, dijo el jueves el FMI.
 
En el más detallado sondeo hasta el momento sobre las dramáticas medidas emprendidas para contrarrestar la crisis financiera global del 2007-2009, el Fondo Monetario Internacional reiteró evaluaciones previas de que las medidas funcionaron, pero que enfrentan un rendimiento decreciente.
 
Sin embargo, en un nuevo trabajo iniciado para responder una interrogante que sigue siendo controversial en muchos países, incluyendo Estados Unidos donde la Reserva Federal estuvo en el ojo de la tormenta, el FMI también resumió escenarios donde las pérdidas en los retiros de los estímulos podrían ser severas.
 
Los banqueros centrales han inyectado billones de dólares, euros y yenes a la economía global a través de campañas para comprar bonos a fin de alentar el crecimiento luego de que las tasas de interés fueron rebajadas casi a cero, alentando a los críticos a advertir sobre una futura inflación.
 
Pero el FMI se reservó un lenguaje más duro para los políticos que no aprovecharon la oportunidad generada por una política ultra expansiva para emprender reformas que se requieren hace mucho.
 
"Una preocupación clave es que se recurre a la política monetaria para hacer demasiado, y que ese espacio que ofrece no es utilizado para dedicarse a las necesarias reformas fiscales, estructurales y del sector financiero", dijo el FMI en el informe.
 
"Estas reformas son esenciales para asegurar estabilidad macroeconómica y afianzar la recuperación, permitiendo con el tiempo el retiro de las políticas monetarias no convencionales", sostuvo.
 
Los críticos de los bancos centrales aseguran que mantener las tasas ultra bajas por más de cuatro años arriesga avivar una inflación futura y una próxima burbuja de activos, mientras que expone a las instituciones a fuertes pérdidas, y el FMI podría hallar evidencia para apoyar los elementos de esa afirmación.
 
El FMI detectó que la Fed, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra enfrentarían pérdidas en sus hojas de balance si tuvieran que vender bonos a fin de reducir rápidamente sus hojas de balance, o pagar intereses por excesos de reservas mantenidas por los bancos privados para evitar esta inundación a los mercados de crédito y avivar una burbuja.
 
La Fed ha triplicado su hoja de balance a más de 3 billones de dólares a través de tres olas de compras de bonos y el Banco de Japón sorprendió a los mercados el mes pasado declarando que llevaría la inflación hasta un 2 por ciento a través de la compra de activos.
 
El Banco de Inglaterra ha comprado 375,000 millones de libras esterlinas (575,000 millones de dólares) en bonos hasta el momento, aunque optó por no elevar esa cantidad cuando revisó su política el 9 de mayo.