Economía

Banco de Japón sorprende con aumento del plan de estímulos

El Banco de Japón decidió en forma sorpresiva acelerar su plan para ampliar la base monetaria del país a un ritmo anual de 80 billones de yenes anuales (720 mil millones de dólares), lo que muestra que el plan de revitalización de Shinzo Abe no ha conseguido sus objetivos.
Notimex
31 octubre 2014 8:32 Última actualización 31 octubre 2014 8:32
 [Bloomberg] El banco central japonés tiene previsto realizar 5 compras que totalizarán 6.2 billones de yenes en abril.  

[Bloomberg] El banco central japonés tiene previsto realizar 5 compras que totalizarán 6.2 billones de yenes en abril.

TOKIO.- El Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ) decidió en forma sorpresiva acelerar su plan para ampliar la base monetaria del país a un ritmo anual de 80 billones de yenes anuales (720 mil millones de dólares).

"El programa de compra masiva de activos conllevará operaciones para incrementar la liquidez del sistema financiero en unos 80 billones de yenes" al año, según explicó la entidad en un comunicado.

El movimiento muestra hasta qué punto el plan de revitalización económica impulsado por el primer ministro, Shinzo Abe, no ha conseguido sus resultados, después de que el aumento de impuestos aplicado en abril haya afectado al gasto de los consumidores.

Esta es la primera expansión del programa de flexibilización masiva que el Banco anunció en abril del año pasado para asegurar su meta anual de inflación del 2 por ciento y asegurar el crecimiento sostenido, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El plan anterior basó sus operaciones entre 60 y 70 billones de yenes y este viernes lo elevó a 80 billones.

El repentino cambio de política se suma a la opinión de que el Banco de Japón ha estado luchando con desarrollos inesperados en la economía nacional y global que han afectado negativamente el plan para salir de la espiral deflacionaria.

"La debilidad del consumo privado como consecuencia del alza de impuestos y las últimas caídas fuertes en los precios del crudo" han estado ejerciendo presión a la baja de los precios recientemente, explicó el banco.

La entidad decidió el año pasado duplicar la base monetaria (el dinero líquido y las reservas obligatorias de los bancos) en dos años, para ayudar al país asiático a superar la deflación, un fenómeno pernicioso que afecta la inversión y con ello el crecimiento económico futuro.

Para ello, compró masivamente deuda del Estado en el mercado secundario, así como títulos de mayor riesgo apalancados al sector inmobiliario y fondos cotizados en Bolsa.

El BoJ también comprará más fondos de inversión de los bancos y otras instituciones para alentarlos a prestar más a las empresas, al tiempo que proporciona más liquidez a la economía.

El anuncio del BoJ ha tenido un efecto inmediato en los mercados de divisas, donde el yen se ha debilitado frente al dólar hasta su nivel más bajo desde enero de 2008, lo que ha servido de impulso a la cotización de las compañías netamente exportadoras.

La Bolsa de Tokio cerró este viernes con una fuerte subida de 4.83 por ciento, tras el anuncio del banco central, colocando el índice Nikkei en 16 mil 413.76 unidades, el nivel más alto desde noviembre de 2007.