Economía

Banco de Japón no modifica política monetaria

Para evitar los continuos movimientos especulativos, el Banco Central de Japón determinó mantener su política monetaria para no dañar la confianza de las empresas y mejorar la economía nipona.
Reuters
15 junio 2016 23:10 Última actualización 15 junio 2016 23:10
Banco de Japón. (Reuters)

Banco de Japón. (Reuters)

El Banco de Japón mantuvo sin cambios su política monetaria y se apegó a su visión optimista de la economía, a pesar de que una renovada apreciación del yen y una caída de las acciones amenazan con dañar la confianza de las empresas y descarrilar una frágil recuperación económica.

El banco central, sin embargo, ofreció un panorama sobre la inflación algo más débil que en abril, afirmando que por el momento las variaciones interanuales del Índice de Precios al Consumidor posiblemente serán levemente negativas o cercanas a cero por ciento.

La decisión sobre la meta de base monetaria se tomó por ocho votos a favor y uno en contra. La decisión sobre las tasas negativas fue por siete votos contra dos, situación que afectó en la apertura de la Bolsa de Valores de Tokio que bajaba más de 2 por ciento.

El banco central mantuvo su promesa de aumentar la base monetaria, o el efectivo y los depósitos en circulación, a un ritmo anual de 80 billones de yenes. También mantuvo sin cambios la tasa de interés de -0,1 por ciento que aplica a parte de los excesos de reservas que las instituciones financieras mantienen en el BOJ.

El principal portavoz del gobierno nipón dijo que el país tomará las medidas necesarias en los mercados de divisas si fuese necesario para evitar que continúen los movimientos especulativos.

"El mercado de divisas recientemente ha visto movimientos rápidos y especulativos, la volatilidad del tipo de cambio es indeseable y la operación estable de la moneda es extremadamente importante", dijo el secretario jefe del gabinete de Japón, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa.

Ante ello, la moneda japonesa subía el jueves más de 1 por ciento frente al dólar, tocando un máximo de 20 meses, mientras que los futuros del índice de acciones Nikkei caían más de 2 por ciento.

El dólar tocó un mínimo de 104.50 yenes, su menor nivel desde octubre del 2014, mientras que los futuros del Nikkei retrocedieron hasta 2.8 por ciento, a 15.460 puntos, alcanzando su punto más bajo desde mediados de abril.