Economía

Banco de Inglaterra considera ajustar tasas de interés

El gobernador del banco dijo que "sólo cuando veamos un crecimiento sostenible en los empleos, en los ingresos y en el gasto, haremos ajustes".
Reuters
16 febrero 2014 10:11 Última actualización 16 febrero 2014 10:12
Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. (Reuters)

LONDRES.- El Banco de Inglaterra sólo empezará a subir las tasas de interés cuando una serie de mediciones sugieran que la economía opera cerca de su capacidad máxima, dijo el gobernador del banco central británico, Mark Carney, en una entrevista divulgada el domingo.

El miércoles, el Banco de Inglaterra dijo que se apoyaría en un rango más amplio de medidas sobre el comportamiento de la economía y no sólo en la tasa de desempleo cuando considere una posible alza del costo del endeudamiento, y sostuvo que no había apuro en subir las tasas.

"El camino de la política monetaria, el camino de las tasas de interés será calibrado muy cuidadosamente para asegurar que sólo cuando veamos un crecimiento sostenible en los empleos, en los ingresos y en el gasto, haremos ajustes", dijo a la BBC.

"Podemos tomarnos nuestro tiempo con responsabilidad y sólo ajustar las tasas de interés" una vez que mejoren los indicadores, dijo Carney.

El Banco de Inglaterra dijo que antes de la publicación de sus previsiones económicas, los mercados esperaban un primer aumento de las tasas de interés durante el segundo trimestre del 2015, lo que era consistente con una inflación apenas por debajo de la meta del banco de un 2 por ciento.

Carney también dijo que estaba preocupado por la historia de auge y desplome en los precios de las viviendas en Gran Bretaña, pero que un programa gubernamental para ayudar a los compradores de casas, Help to Buy, no ha impulsado aún el crecimiento de los precios.

"Todavía es muy pequeño, es para viviendas fuera de Londres, es para casas de bajo costo, principalmente con nuevos compradores, por lo que no está guiando el mercado inmobiliario, pero tenemos una responsabilidad de ponerle atención", dijo.

Carney sostuvo que el banco central británico diría públicamente, y oportunamente, si estaba disconforme con los efectos del programa de vivienda en la estabilidad financiera. El Gobierno le ha pedido al banco que entregue sus visiones sobre el programa en septiembre.

El prestamista hipotecario Nationwide dijo el mes pasado que los precios de las casas británicas subieron casi un 9 por ciento en el año, su mayor incremento anual en más de tres años.