Economía

Banco Central de Brasil recorta sus tasas de interés

El comité de política monetaria del banco decidió reducir la tasa de interés preferencia Selic para llevarla a un 11.25 por ciento, y anunció que podría continuar con mayores recortes para hacer frente a la peor recesión de la que se tenga registro en el país.
Reuters
12 abril 2017 18:9 Última actualización 12 abril 2017 18:9
brasil

(Bloomberg)

El Banco Central de Brasil recortó este miércoles la tasa de interés a su nivel más bajo en más de dos años y señaló que podría continuar con su agresivo ritmo de reducción para revivir a una economía que sufre la peor recesión de la que se tenga registro.

Los nueve miembros del comité de política monetaria del banco, conocido como Copom, decidieron unánimemente reducir la tasa de interés referencial Selic en 100 puntos básicos para llevarla a un 11.25 por ciento.

Eso marcó el mayor recorte desde junio del 2009 y se produce tras las rebajas dispuestas en las últimas cuatro reuniones.

La agresiva medida podría darle un respiro al presidente Michel Temer, quien enfrenta acusaciones de corrupción contra un tercio de su gabinete y una recuperación dolorosamente lenta que ha hundido su popularidad a menos de un año de haber asumido el poder.

"El comité considera adecuado el actual ritmo. Sin embargo, la coyuntura económica actual recomienda vigilar la evolución de los determinantes del grado de anticipación del ciclo", aseguró el Copom en un comunicado.


Las autoridades del banco no cerraron la puerta a un recorte de la tasa aún mayor en el futuro si la inflación sigue sorprendiendo al alza y la economía se mantiene débil, dijeron analistas.

El organismo elevó su pronóstico de inflación para el 2017 en un escenario de mercado al 4.1 por ciento desde el 4 por ciento en su reporte trimestral de inflación, pero mantuvo su proyección para el 2018 en un 4.5 por ciento.

Una débil recuperación tras dos años de recesión ha desacelerado la inflación y aumentó la presión para que Temer pueda aprobar reformas de austeridad para reequilibrar las cuentas públicas y volver a atraer a los inversores.

Por primera vez, el banco resaltó la aprobación de las reformas como un riesgo sobre la inflación, sugiriendo que la propuesta de pensiones sería determinante en futuras decisiones de política monetaria.

Cuarenta y seis de los 47 economistas consultados esperaban que el banco rebajara su tasa Selic en 100 puntos básicos, a 11.25 por ciento. Uno de los expertos anticipaba un recorte de 125 puntos básicos.