Bancarización, uno de los mayores retos: Azteca
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bancarización, uno de los mayores retos: Azteca

COMPARTIR

···
Economía

Bancarización, uno de los mayores retos: Azteca

En el país todavía hay 35 millones de personas que no tienen servicios financieros formales, de acuerdo con el director de Banco Azteca. La digitalización es otro de los puntos donde los grupos financieros se están enfocando actualmente.

Víctor Piz 
02/11/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los retos que tiene la banca mexicana son que se avance en la bancarización. México “es un país donde todavía tenemos alrededor de 35 millones de compatriotas que no tienen servicios financieros formales”, indicó Alejandro Valenzuela.

En segundo lugar, consideró el director general de Banco Azteca, está que se avance en la digitalización, donde “todos los bancos estamos trabajando arduamente para generar la banca 24 horas”.

Y un tercer reto, agregó, es que se tiene que trabajar mucho en el tema de la seguridad. Hoy “todos trabajamos de manera obsesionada en lograrlo, pero es lograr el confort en que nosotros como banqueros estemos tranquilos”.

El directivo aseguró que la cantidad de bancos en operación en el país obliga a todos a competir y “eso sí se traduce en que nosotros seamos más productivos y que los clientes, la gente tenga una oferta mucho más vasta de productos financieros”, indicó en entrevista con El Financiero Bloomberg en el marco del 15 aniversario del banco.

Indicó que hay “una población que todavía no tiene servicios financieros formales, y que parece es la gran oportunidad hacia adelante para todos los bancos de buscar bancarizarlos, y el tema de la inclusión financiera para muchos puede ser una retórica, para nosotros es una realidad; hemos estado ahí y nos hemos desarrollado ahí”.

Consideró que las críticas de ser caro son inadecuadas, porque “operar estos bancos es extremadamente complejo, otorgar un crédito es muy fácil, cobrarlo implica un enorme reto”.

Ir desarrollando una cultura de “te presto”, genera una obligación recíproca para que se pague este recurso, que además viene de los depósitos de la gente que confía sus recursos al banco, explicó Valenzuela.

“Los estamos haciendo trabajar para generar, propiciar un ahorro que se incrementa en su potencial que la gente nos deposita, y por otro lado, damos los recursos para que la gente pueda utilizarlos, ya sea para sus necesidades personales o para la microempresa, o para el desarrollo empresarial”.

,,