Economía
entrevista
Jean Louise Guisset, Director de Invex Banca Privada

Banca privada enfrenta
el reto de evolucionar
y sofisticarse

Para Jean Louise Guisset, la banca privada ha mostrado señales de evolucionar, puesto que hay una mayor oferta en el mercado sobre la cual los clientes tienen mayor interés en informarse y entender.
Leticia Hernández
15 diciembre 2014 23:47 Última actualización 16 diciembre 2014 5:5
Jean Louise Guisset

Este año hubo productos nuevos que ayudaron a dar rendimientos positivos, indicó el director de Invex Banca Privada. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- La crisis económica global provocó una revolución en la concepción de los inversionistas sobre el impacto que podrían sufrir sus carteras y a partir de ahí, la banca privada ha estado en una evolución constante para atender a clientes más informados, desarrollar productos más sofisticados, enfrentar mayor competencia y conformar portafolios que logren superar el crecimiento inflacionario.

Jean Louise Guisset, director de Invex Banca Privada, dijo en entrevista con El Financiero que hoy el cliente tiene dos responsabilidades: escoger bien el nivel de riesgo que quiere y elegir la institución que le va a dar seguimiento. Advierte la importancia de elegir una banca privada acorde al nivel de su patrimonio.

Con más de dos décadas de experiencia en la gestión de activos en países como Bélgica, Luxemburgo, Londres y México, destacó entre los mayores retos de la industria doméstica el hecho de que el inversionista mexicano es uno de los ‘country buyers’ que mayor ponderación otorga en sus carteras al papel local.

___¿La banca privada ha vivido una revolución o una evolución?
___Creo que ha evolucionado, la revolución fue cuando se suscitó la crisis. Es curioso porque un cliente ve natural una pérdida en Bolsa, pero si le tocas su renta fija se sorprende y con la crisis esto pasó, el cliente no entendía por qué hubo impacto en su renta fija, por eso es mejor quitar esta palabra del vocabulario y llamarla deuda. Esto creo fue una revolución, pero de ahí en adelante todo ha sido una evolución.

Los clientes ahora muestran más interés por entender, las nuevas generaciones se informan, preguntan; hay más producto disponible en el mercado, más competencia y en la composición de la cartera para darle valor al cliente, darle arriba de la inflación, tienes que trabajar mucho más. Sobre la regulación creo que va en línea con el desarrollo de la industria, muy bien con lo que queremos.

Pasamos de un mundo en el que la única pregunta era ¿cuánto es para renta variable y cuánto para deuda? A un mundo en el que dentro de la renta variable buscamos la parte internacional, local, correlaciones negativas donde si uno baja el otro suba, y dentro de la deuda diversificar entre deuda corporativa, gubernamental, de tasa fija, tasa real, a largo plazo, etc. Entonces el trabajo de la banca privada es más sofisticado y diversificado que hace diez años.

___¿Cómo compite Invex en esta industria?
___Sigo pensando que Invex es un ‘start-up’ y que es su primer día. Cada día trabajamos en qué podemos hacer nuevo para complementar y fortalecer y seguimos con este concepto de construir algo increíble para los clientes.

Nuestro grupo es un grupo cien por ciento mexicano, con una estabilidad que pocas instituciones tienen, tanto en administración como consejeros, accionistas. Creo que es la mejor manera de construir una banca privada fuerte porque cuando una persona pone su dinero con una institución, lo que no quiere es que cambie de manos, de administración. En este sentido, Invex Grupo Financiero es un buen lugar para hacer banca privada, porque ese fue el inicio de la institución, después se sumaron la banca empresarial, la operadora de fondos, la parte fiduciaria y finalmente Invex Infraestructura. A la fecha banca privada es el principal músculo de toda la organización.

___¿Cuál es su balance de este 2014?
___Este año lanzamos productos nuevos que nos ayudaron a complementar la oferta y dar rendimientos positivos. Nos abrimos a trabajar con BlackRock para la parte internacional de nuestra oferta y si ves los mercados fueron una buena apuesta porque al menos en este año la Bolsa Mexicana de Valores no va a ningún lugar y las bolsas internacionales de países desarrollados tuvieron rendimientos positivos.

También empezamos a distribuir el fondo de tasa real de Nafinsa, que nos da una mejor amplitud de los productos de deuda y nos permite diversificar el riesgo. Es algo que los clientes aprendieron desde 2008, existe una correlación positiva entre deuda y renta variable, se cae la renta variable y probablemente la deuda se ve afectada también. Tener un fondo de tasa real ayuda a diversificar dentro del mundo de la deuda. Es muy importante no pensar que la deuda es deuda y no pasa nada, no, hay que trabajar.

___¿Cómo se comporta el inversionista mexicano?
___Todas las personas son ‘country buyers’, o compradores domésticos. Hay que respetar que cualquier persona siempre va a sobreponderar emisoras de su país en su portafolio porque las conoce bien, saben lo que hacen. En el caso de México, si ves la composición del MCI, México representa el 1.5 por ciento, entonces si tú te vuelves un inversionista totalmente racional, -lo que nunca sucede-, deberías tener muy poco en México en tu parte de renta variable, menos del 2 por ciento y sucede que la gente tiene hasta el 90 por ciento.

Hay todo un trabajo para hacer y BlackRock en cada presentación lo dice, de todo el universo de renta variable en México, solamente cinco por ciento está invertido en mercados internacionales y esto no es muy eficiente. Creo que nuestros competidores también van por ahí porque es lo lógico.

___¿Cuál es la responsabilidad del cliente de banca privada?

___Hoy en día el cliente tiene que hacer dos cosas: escoger bien lo que quiere, el nivel de riesgo que quiere, todo esto está en la ley ahora y eso ayuda mucho, y en segundo lugar, elegir la institución que le va a dar seguimiento.

Así como hay instituciones con un buen servicio, que construyen carteras inteligentes, adecuadas al nivel del cliente, que cuidan atender su perfil, también hay las que empaquetan todo. El cliente debe saber que hay diferencias y no es complicado moverse de una a otra institución ya que toda la custodia está en el Indeval, no hay traspaso de valores.

___¿Cuál es el promedio de riqueza patrimonial de un cliente para acercarse a la banca privada?
___Si un cliente tiene mucho dinero no debe permanecer en una institución para clientes que tienen poco, no le van a dar producto adaptado a su nivel.

Un cliente debajo de 2 millones de pesos debería estar principalmente en fondos. Tratar de atinarle con carteras con menos de 2 millones de pesos es bastante peligroso y con fondos bien seleccionados, cada vez la regulación ayuda en la transparencia y se pueden armar carteras interesantes. Arriba de dos o tres millones de pesos ya se tiene margen para hacer cosas más individuales, personalizar un poco más.

En Invex pensamos que podemos ayudar muy bien a los clientes arriba de 5 millones de pesos. Tenemos muchos clientes con menos de este capital, pero creo que es a partir de este monto cuando podemos armar carteras padres y dar seguimiento.

Muchas instituciones, especialmente las casas de bolsa, cobran cada vez que operan y al final hacen tantas transacciones que el cliente ya no sabe si ganó o perdió