Economía

Balanza comercial petrolera de México acentuó su deterioro en el 2015: Banxico

En un contexto de precios del petróleo a la baja, la balanza petrolera de México fue afectada por el diferencial de precios entre exportaciones e importaciones, mayores importaciones de derivados del petróleo y un estancamiento del volumen exportado.
Clara Zepeda
03 marzo 2016 15:10 Última actualización 28 abril 2016 1:54
pemex

(Bloomberg)

Ante el significativo desbalance estructural del mercado energético mundial, la balanza comercial petrolera de México ha mostrado un deterioro en los últimos dos años, el cual se acentuó en el 2015, afirmó el Banco de México (Banxico).

Y es que la balanza comercial petrolera de nuestro país pasó de un superávit de mil 97 millones de dólares en el 2014 a un déficit de nueve mil 855 millones de dólares en el 2015.

En su informe trimestral de inflación, el Banco de México (Banxico), que gobierna Agustín Carstens, destacó que los términos de intercambio petroleros se han deteriorado de manera importante desde mediados de 2014. Lo anterior, a su vez, ha conducido a que la balanza petrolera del país se haya visto afectada negativamente de manera importante por este comportamiento.

Así, sostuvo la institución monetaria, dicho deterioro ha sido reflejo tanto de una disminución en los términos de intercambio petroleros, como de un incremento en el volumen importado de productos derivados del petróleo, en un contexto en el que el volumen de crudo que México exporta se ha mantenido estancado.

“Los choques en el mercado mundial de crudo han afectado a la economía mexicana y, en particular, a la balanza comercial petrolera. En efecto, dicha balanza ha venido mostrando un deterioro en años recientes, el cual se acentuó en el 2015”, destacó Banxico.

Como consecuencia de la reducción en el precio internacional del crudo, los precios de los productos que se derivan de dicho bien también mostraron disminuciones. En particular, el precio internacional de la gasolina exhibió importantes reducciones.

MEDIDAS ECONÓMICAS, COLCHÓN DE DETERIORO

El precio promedio de la gasolina importada por México, reveló el banco central, pasó de 0.74 dólares por litro en el 2014 a 0.50 dólares por litro en el 2015, lo que implicó una reducción anual de 31.9 por ciento.

“Esta caída fue menos que proporcional que la del petróleo crudo, lo cual podría deberse a que la gasolina es un bien con mayor grado de procesamiento. De manera similar, el precio de las importaciones mexicanas de diésel se ha reducido de manera evidente, aunque también en menor grado que la mezcla de exportación.

“Este comportamiento de los precios de las exportaciones e importaciones petroleras sugeriría que los términos de intercambio petroleros de México se han deteriorado recientemente”, explicó.

Prevé que el mercado mundial de petróleo continuará mostrando un significativo desbalance estructural entre oferta y demanda, por lo que se mantendrá la persistencia de precios deprimidos en el mediano plazo y con un alto grado de volatilidad.

Es por ello que resaltó la importancia de los ajustes fiscal y monetario recientes para enfrentar el choque sobre la economía proveniente del deterioro de la balanza comercial petrolera que se ha observado ante la disminución en los términos de intercambio petroleros de México.

Además, “los ajustes contribuirán a reforzar los fundamentos económicos del país de modo que México se encontrará en mejor posición para enfrentar el adverso entorno externo”, concluyó el banco central.