Economía

Bajío, polo de desarrollo para el sector franquicias

En la región se han generado 200 marcas y alberga 15 mil puntos de venta, con giros como alimentos y bebidas, salud y belleza y entretenimiento.
Adriana Rodríguez
01 septiembre 2014 11:7 Última actualización 01 septiembre 2014 12:51
Chocolatería Constanzo

Bajío debe representar más de 12 por ciento de las mil 500 franquicias que existen en México, que son entre 180 y 200 marcas. (Foto: Facebook)

Con más de tres décadas de presencia en México, el sector franquicias ha tenido un amplio desarrollo en las regiones que tradicionalmente llevaban la batuta en crecimiento económico, como es el centro con la ciudad de México y su zona metropolitana; el occidente con Guadalajara, y el norte con Monterrey.

Sin embargo, en los últimos años el Bajío ha despuntado económicamente con la atracción de grandes inversiones y el desarrollo de industrias consideradas básicas en el futuro del país.

Las franquicias no están exentas de este impacto positivo y la región se coloca hoy como uno de los polos de crecimiento más importantes para el sector.


De acuerdo con Juan Manuel Gallástegui, presidente de la consultora Gallástegui Armella Franquicias (GAF), el avance del sector está siendo liderado por las ciudades de León y Aguascalientes, que si bien inicialmente importaban marcas franquiciantes, ahora están evolucionando y están creando sus propios conceptos.

Además se empieza a ver un despegue en Guanajuato, Celaya y Querétaro, “lo que nos motivó a abrir una oficina asociada en la capital queretana”, señaló en entrevista para EL FINANCIERO Bajío.

Indicó que aunque San Luis Potosí parecía dormido, está desarrollando franquicias importantes como el concepto de una emblemática chocolatería del estado: Costanzo.

También resaltó el caso de Zacatecas, que aunque pudiera creerse que no es la entidad más pujante desde el punto de vista económico, está registrando un desarrollo interesante en marcas regionales, que inicialmente cuentan con seis o siete unidades y con eso están cubriendo su área de influencia.

“Hay muchas franquicias que no necesariamente establecen en sus estrategias ir a las grandes ciudades, sino que se fijan en poblaciones pequeñas, incluso de 50 mil habitantes, donde van a ser los líderes del mercado, o que son comunidades que por alguna razón en particular cuentan con una economía líquida”, detalló.

Los sectores que están teniendo un mayor desarrollo son el de alimentos y bebidas; salud y belleza, y entretenimiento; actualmente el despacho trabaja en 13 conceptos de la región.

Según la firma consultora, el Bajío debe representar más de 12 por ciento de las mil 500 franquicias que existen en el país
—entre 180 y 200 marcas—; mientras que en cuanto a puntos de venta, la región tendrá una participación superior a 17.5 por ciento, con casi 15 mil locales franquiciados de los 85 mil existentes en el país.

Otra ventaja es que la zona está muy bien comunicada, lo que permite que las franquicias tengan, además del mercado local, un mercado flotante que tarda menos de tres horas en trasladarse de una ciudad a otra.

INICIA OPERACIONES EN QUERÉTARO

La firma de consultoría iniciará operaciones con una oficina asociada en la ciudad de Querétaro, de la mano de Jesica Bravo de Alba, quien junto con su esposo cuenta con una empresa de asesoría en comunicación enfocada en el sector franquicias.

Esta experiencia previa le permitió a Bravo de Alba identificar el ímpetu que tienen los emprendedores queretanos, y la falta de consultoría profesional y seria en la entidad, por lo cual decidió asociarse con Juan Manuel Gallástegui, presidente de GAF, para abrir dicha oficina.

“Hemos descubierto que sólo 10 por ciento de los negocios que operan y que tienen un gran potencial cuenta con los procesos documentados en manuales de operación. Por eso requieren un gran trabajo de estandarización de procesos, y la idea es apoyarlos en materia de servicio, y fortalecimiento de marca y propiedad intelectual”, indicó la consultora.

Además de la meta inicial de desarrollar 24 firmas de franquicias en los siguientes dos años, la oficina trabajará con la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Querétaro para brindar servicios de consultoría a sus agremiados, con dos cursos al mes.

El despacho en Querétaro cubrirá también las ciudades de Celaya, San Miguel de Allende, Dolores Hidalgo y Guanajuato, y se apoyará de las oficinas de GAF instaladas en Aguascalientes y Guadalajara.