Economía

Bajío modera su crecimiento económico: INEGI

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 30 abril 2013 8:14

 [Bloomberg] Querétaro se sitúa por debajo de sus expectativas; logra un repunte de 5.3%.




Marvella Colín / Francisco Flores
 


La región del Bajío moderó su crecimiento económico durante 2012, debido al debilitamiento en el ritmo de expansión de los servicios y de las actividades industriales, derivado de una menor demanda externa.
 
 
Así, entre 2011 y 2012 la actividad económica estatal pasó de un avance de 6.5 a 5.1% en promedio anual.
 
 
Pese a un menor aumento en sus actividades productivas, la región siguió por arriba del crecimiento promedio nacional de 3.9% observado en 2012.
 
 
Lo anterior se desprende de las cifras de los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 
 
La entidad federativa que mostró el crecimiento económico más sólido fue San Luis Potosí, ya que después de un incremento de 6.5 en 2011 pasó a otro de 6.1% en 2012.
 
 
En tanto que Guanajuato pasó de un crecimiento de 4.8 a 4% anual en ese mismo periodo.
 
 
Querétaro fue el que resintió un mayor freno, pues el ITAEE para esta entidad muestra un crecimiento de 5.3% en 2012, frente a un aumento de 8.1 en 2011.
 
 
Cabe recordar que en abril del año pasado el gobernador de Querétaro, José Eduardo Calzada Rovirosa, preveía para 2012 un crecimiento de 6.3%.
 
 
No obstante lo anterior, de acuerdo con el último reporte de las economías regionales del Banco de México (Banxico), los directivos empresariales del Bajío apuntan en 2013 hacia una estabilidad de la economía de la región y de los flujos de inversión, especialmente en los sectores automotriz y comercial.
 
 
Para el automotriz, los directivos entrevistados por el Banxico anticipan que la demanda externa mantenga sus niveles actuales; en tanto que la inversión para la ampliación e introducción de nuevas plantas armadoras continuará conforme a los planes anunciados el año previo.
 
 
Respecto al sector comercio, los directivos señalaron que sus estrategias de crecimiento se enfocarán más hacia la introducción y promoción de nuevos productos.
 
 
Asimismo, en el sector aeronáutico las perspectivas en el Bajío son muy positivas.
 
 

 


Resultados trimestrales
 


El Bajío reportó en el cuarto trimestre de 2012 un avance de 4.2% en promedio, con lo que superó el crecimiento nacional de 3.2%, de acuerdo con las cifras del INEGI.
 
 
La evolución de la región obedece a las actividades industriales y del sector agropecuario, que mostraron un mayor dinamismo en el último trimestre del año pasado.
 
 
San Luis Potosí fue el de mayor crecimiento económico del Bajío, con 5.5%; seguido de Guanajuato, 4.8%, y de Querétaro, 2.2%.
 
 
Para la economía regional, el caso de San Luis Potosí fue muy relevante, ya que en 2 de sus 3 grandes sectores económicos logró tasas de crecimiento de 2 dígitos; tales fueron los casos de las actividades industriales, con 12%, y las agropecuarias, 16.2% en el cuarto trimestre de 2012.
 
 
En tanto que el sector servicios potosino prácticamente se estancó con un aumento de 0.2% en ese periodo.
 
 
Cabe señalar que esta entidad federativa se colocó como la quinta con el mayor crecimiento en el país y en el décimo lugar por su contribución al crecimiento total del ITAEE en el cuarto trimestre.
 
 
En el caso de Guanajuato, el crecimiento trimestral obedeció al crecimiento de 7.3% de las actividades industriales, seguidas por un avance de 3.4 de las actividades primarias y de 3.2% del sector servicios.
 
 
Guanajuato se ubicó en el séptimo lugar en la República en cuanto a la magnitud de su avance económico y también en la séptima posición por su contribución al aumento del ITAEE total de octubre-diciembre.
 
 
En Querétaro, el crecimiento económico del cuarto trimestre de 2012 se vio impulsado por un incremento de 14.8% de sus actividades agropecuarias y de un repunte de 3.4% del sector servicios; en tanto que su sector industrial presentó una reducción de 1.1%.
 
 
Con información de El Financiero Bajío