Economía

Bajar costos de remesas liberaría ahorros para financiar refugiados: FMI

En el documento “Perspectivas Globales y Retos de Políticas”, el FMI expone que reducir el costo de transacción de remesas se  puede ayudar a elevar el financiamiento para la atención de los flujos de migrantes internacionales.
Leticia Hernández Morón
12 noviembre 2015 9:54 Última actualización 12 noviembre 2015 10:54
  [Bloomberg] "Exagerados", temores sobre devaluaciones competitivas: FMI. 

[Bloomberg] "Exagerados", temores sobre devaluaciones competitivas: FMI.

Reducir los costos de envío de remesas puede ayudar a elevar el financiamiento para la atención de los flujos de migrantes internacionales, que ya representan el 3 por ciento de la población global, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este tema se suma como un factor de impacto para la economía mundial, junto con los otros tres ya identificados: el ajuste de política monetaria en Estados Unidos, el rebalanceo de la economía de China y el fin del ciclo alcista en los precios de las materias primas.

En el documento “Perspectivas Globales y Retos de Políticas”, desarrollado por el FMI en el marco de la reunión de líderes del G-20 este fin de semana en Antalya, Turquía, expone que si bien los costos de remesas han disminuido, reflejo del compromiso del G-20 por reducir el costo de transacción a 5 por ciento del monto transferido en 2014, en promedio están en 8 por ciento, con significativas variaciones entre países.



“Estimados sugieren que reducir los costos de remesas a 1 por ciento podría liberar ahorros de 30 mil millones de dólares al año, una cantidad más grande que todo el presupuesto anual de la ayuda bilateral a África”, señala el reporte.

Las políticas que aborden el tema de los refugiados requieren respuestas holísticas, humanitarias y de desarrollo para prevenir, contener y responder a la crisis, además de instrumentos de financiamiento más flexibles e innovadores para garantizar una asistencia adecuada y efectiva y políticas que faciliten el paso a los refugiados que deseen regresar a sus hogares.

Dada la asociación positiva entre las remesas y el desarrollo económico, la reducción de costos de las remesas podría desempeñar una parte importante en la agenda de desarrollo posterior al 2015 para aumentar el financiamiento de desarrollo.

En particular, el fomento de mayor competencia en el mercado de remesas al tiempo que mitiga el impacto de riesgo de los bancos internacionales, podrían ayudar a abordar los altos costos de las remesas.

El número de refugiados se ha incrementado en 40 por ciento a 14.4 millones entre 2011 y 2014 como resultado de que se ha intensificado la violencia en Medio Oriente y Norte de África. Aunque los flujos a Europa se han incrementado, los refugiados principalmente se han concentrado en mercados emergentes y países desarrollados.