Economía

Bajan exportaciones y producción industrial en Alemania

En noviembre las exportaciones ajustadas bajaron por segundo mes consecutivo, esta vez 2.1%, mientras que la producción industrial retrocedió 0.1%. Estos datos sugieren que la mayor economía de Europa acabó debilitada en 2014.
Reuters
09 enero 2015 8:41 Última actualización 09 enero 2015 8:49
[Los mercados estarán atentos a los datos de producción industrial en EU. / Bloomberg / Archivo] 

La producción industrial de España se estancó y la de Francia registró una baja de 0.3 por ciento, completando un panorama poco alentador.

BERLÍN.- Las exportaciones alemanas cayeron de forma abrupta en noviembre y la producción industrial también bajó, lo que sugiere que la mayor economía de Europa acabó 2014 en un estado de debilidad.

La desaceleración en Alemania reflejó y alimentó aún más la debilidad en el bloque cambiario, que lucha por salir de una larga crisis económica.

Algunos economistas creían que la rápida caída de los precios del petróleo podría dar un impulso a los poderosos exportadores alemanes en el futuro, mientras que la debilidad del euro podría ayudar a las empresas a vender más allá de Europa.


En noviembre, las exportaciones ajustadas estacionalmente bajaron por segundo mes consecutivo, esta vez 2.1 por ciento, mayor a lo previsto, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas.

La producción industrial retrocedió 0.1 por ciento en noviembre debido a un debilitamiento de la actividad de la construcción y de la producción energética, mostraron datos separados del Ministerio de Economía.

Eso fue menos que el incremento de 0.4 por ciento esperado y se produjo en momentos en que la producción industrial de España se estancó y la de Francia registró una baja de 0.3 por ciento.

Junto a cifras previas que mostraron que los pedidos industriales alemanes se desplomaron, las cifras del viernes completaron un panorama poco alentador para el cuarto trimestre del año pasado.

"El dato de hoy entrega más evidencias de que la economía alemana no se ha recuperado completamente del período de debilidad del verano", comentó el economista de ING Carsten Brzeski.

Los economistas en general prevén que Alemania anote un magro crecimiento en el cuarto trimestre, con el que cerraría un año decepcionante en que la economía se contrajo en el segundo trimestre y apenas creció en el tercero.

El economista Alexander Krueger, de Bankhaus Lampe, dijo que aunque la producción probablemente impulsó al Producto Interno Bruto (PIB) en el cuarto trimestre, es improbable que la economía germana haya crecido más de 0.2 por ciento entre octubre y diciembre de 2014.

No obstante, ha habido algunas señales positivas para el crecimiento en el cuarto trimestre. Los indicadores de confianza mejoraron a fines del año pasado y las ventas minoristas subieron en octubre y noviembre.

Aunque Alemania ha sido tradicionalmente una economía orientada en las exportaciones, los envíos al exterior se han visto perjudicados debido a la debilidad de la demanda desde sus socios de la Zona Euro y crisis en el extranjero que han afectado la confianza empresarial.