Economía

Baja en tasa de referencia impulsará economía: CEESP

De acuerdo con el organismo,  la baja en la tasa de referencia del Banxico podría incidir positivamente en los niveles de financiamiento, lo que generaría una modesta mejora en la creación de empleos de calidad, lo que es fundamental para fortalecer el consumo.
Notimex
08 junio 2014 15:3 Última actualización 08 junio 2014 15:10
DF

(Cuartoscuro)

La decisión que tomó el Banco de México de reducir su tasa de referencia en medio punto porcentual para ubicarla en 3.0 por ciento, se convierte en un factor que puede impulsar la actividad económica en los siguientes meses.

Así lo consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) al calificar de “excelente” la decisión del banco central, pues la debilidad que aún reflejan algunos indicadores hace pensar que el crecimiento para 2014 podría ser menor a lo esperado.

Destacó que la baja en la tasa de referencia del Banxico podría incidir positivamente en los niveles de financiamiento, lo que generaría una modesta mejora en la creación de empleos de calidad, lo que es fundamental para fortalecer el consumo.


En su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”, refirió que en marzo de este año el indicador coincidente, que refleja el estado general de la economía y forma parte del sistema de indicadores cíclicos, mostró un comportamiento a la baja similar al del febrero, con lo que se mantuvo por debajo de su tendencia de largo plazo.

Señaló que los resultados indican que en marzo, el indicador coincidente se ubicó en 99.6 puntos, lo que significó una disminución de 0.05 por ciento respecto al mes previo y la acumulación de 22 meses consecutivos con tendencia a la baja.

Refirió que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), “el indicador coincidente con el enfoque del ciclo de crecimiento está decreciendo y se localiza por debajo de su tendencia de largo plazo, es decir, se encuentra en su fase recesiva”.

Si bien el consenso de la mayoría de los agentes económicos (del sector privado y público) estima que la actividad económica tendrá un mejor desempeño a partir del segundo trimestre del año, la debilidad que todavía reflejan algunos indicadores hace pensar que el crecimiento para 2014 podría ser menor a lo esperado, añadió.

El organismo de investigación del sector privado apuntó que esto se corrobora con el constante ajuste a la baja del pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para todo 2014.

No obstante, añadió, en este contexto no se perciben presiones inflacionarias derivadas de demanda agregada, que junto con un modesto ritmo de crecimiento económico, amplía el margen de holgura de la política monetaria.

Ante ello, estimó que la decisión de la Junta de Gobierno del Banxico de disminuir en 50 puntos base la tasa de referencia para ubicarla en 3.0 por ciento, es medida que sin duda se convierte en un factor que incidirá positivamente en el desempeño de la actividad productiva del país.

Ello, sobre todo cuando la economía de Estados Unidos muestra señales de mejoría que se reflejan en la evolución del mercado laboral, pues la tasa de desempleo en mayo se mantuvo sin cambio en 6.3 por ciento y la generación de nuevos puestos de trabajo no agrícolas sumó 217 mil sólo en ese mes.

Se debe reconocer ampliamente la decisión del Banco de México de reducir su tasa de referencia en el momento preciso en el que la economía iniciará un moderado repunte, pero sobre todo, por anticipar el comportamiento de los rendimientos internacionales, subrayó.

Es decir, explicó el CEESP, conforme la economía mundial se recupere, es evidente que lasa tasa de interés tenderán a subir, lo que generará un entorno de mayor atractivo para el capital.

Ante ello, apuntó, México tendrá que hacer lo mismo, pero en este caso, partiendo de un nivel más bajo, lo cual no tendría un efecto negativo sobre el financiamiento productivo, pero sí manteniendo un atractivo respecto a los rendimientos de otros países.

“Nuestra economía requiere de un mercado interno robusto que permita que el consumo sea un motor continuo y pujante para la actividad productiva del país. Si no logramos esto, difícilmente veremos una tasa de crecimiento alto y sostenido”, aseveró.

El organismo comentó que la baja de la tasa de referencia además será un elemento importante en este contexto, toda vez que podría incidir positivamente en los niveles de financiamiento.

Esto podría generar una modesta mejora en la creación de empleo de calidad, que es fundamental para fortalecer el consumo, ya que en los últimos seis años ha habido un cambio alarmante en la estructura de la masa salarial.

En el primer trimestre de 2014, agregó, se perdieron más de 800 mil empleos con ingresos superiores a los tres salarios mínimos y la generación de empleo se dio en niveles de ingresos inferiores a esos tres salarios mínimos.

Afirmó que la precarización que desde hace ya algunos años muestra el empleo y que incide negativamente en la capacidad adquisitiva de la población, ha sido la principal razón de que el consumo no se consolide comol la fuente de crecimiento económico que debe ser.

Sostuvo que la posibilidad de que el poder adquisitivo se recupere es poca en tanto exista un amplio porcentaje de la población que se contrate con ingresos cada vez más bajos, toda vez que esto presiona a la baja de los salarios.

“La única acción que genera empleos productivos es la inversión, en particular la inversión en empresas pequeñas y micro. Evidentemente esta debe ser complementada con una inversión pública alineada a los requerimientos de esos sectores productivos”, ratificó.