Economía

Baja de tarifas eléctricas afectaría a CFE

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 20 mayo 2013 16:5

[Cuartoscuro]  También, impactaría inversiones, señala SHCP.


 


Édgar Amigón


Reducir los cargos de las tarifas eléctricas significaría un mayor incremento en los subsidios, lo que agravaría la situación financiera de la Comisión Federal de Electricidad, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En respuesta a una solicitud en este sentido, la dependencia dijo que habría consecuentemente, un impacto regional y nacional en los planes de inversión en infraestructura eléctrica para hacer frente al incremento de la demanda.

Explicó que el diseño tarifario vigente ya otorga un beneficio adicional a las localidades con clima cálido, al aplicar cargos tarifarios más bajos y rangos de consumo más amplios que los aplicables en las zonas templadas del país.

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público señaló que el Gobierno Federal otorga un apoyo implícito a través de tarifas eléctricas deficitarias y otro por medio del programa Oportunidades.

Detalló que en cumplimiento a los compromisos con las familias de menores recursos, desde 2007 se otorga un apoyo adicional que actualmente asciende a 60 pesos mensuales para cada una de las 5.4 millones de familias beneficiarias del programa Oportunidades, a través del programa Oportunidades Energético.

Con este apoyo, añadió, se pretende contribuir al gasto destinado al consumo de energía por parte de dichas familias (electricidad y gas, principalmente) y su costo anual en 2011 ascendió a 3,857 millones de pesos y desde 2012, este plan se incorporó al de Oportunidades Alimenticio.

Recordó que conforme a la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica, la modificación, ajuste o restructuración de las tarifas eléctricas se hace de manera que tienda a cubrir las necesidades financieras de los organismos y las de ampliación del servicio público, así como para fomentar el consumo racional de energía y su aplicación responde a criterios generales, con lo que se pretende enviar una señal correcta a los consumidores del costo de proveer dicho servicio.

La SHCP mencionó que las tarifas eléctricas, en particular las aplicadas al sector doméstico, no alcanzan a cubrir los costos de generación, transmisión y distribución de la energía, por lo que implícitamente consideran un apoyo a los usuarios, los cuales pagan un precio menor al costo; actualmente estas tarifas cubren 36% del costo de suministro.

Además, dijo, las tarifas domésticas consideran de manera implícita las características socioeconómicas de la población al direccionar y concentrar el beneficio en los usuarios de bajos consumos, asociados a menores ingresos al pagar menores cargos tarifarios.