Economía

Avanza plan fiscal internacional: OCDE

Con el objetivo de que los gobiernos puedan proteger sus bases fiscales, países miembros del G20 coordinados por la OCDE, se reunirán en julio de este año para avanzar en el plan de que se tenga una sola herramienta que ayude a actualizar sus redes de tratados fiscales, indicó el organismo.
Dainzú Patiño
08 febrero 2015 23:11 Última actualización 09 febrero 2015 5:5
Este sábado se llevó a cabo la reunión del G20 en Australia. (Reuters)

El G20 se reunirá con la OCDE en julio de este año para analizar las normas fiscales internacionales. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- A finales de este año, países miembros del G20 abordarán 15 elementos clave de las normas fiscales internacionales. Esto con el objetivo de ayudar a los gobiernos a proteger sus bases fiscales. Siete de estos elementos fueron presentados en noviembre del año pasado y los ocho restantes serán dados a conocer en noviembre próximo, señaló la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Lo anterior es parte del plan de acción para combatir la erosión de la base y el desplazamiento de beneficios (BEPS), mismo que para su implementación requerirá modificaciones a la actual red de tres mil tratados fiscales bilaterales en todo el mundo. Con la instrumentación del BEPS se espera que los países tengan una sola herramienta para la actualización de sus redes de tratados fiscales.


PLAN BEPS
“El grupo será conducido por la OCDE y celebrará su primera reunión en julio de 2015, con el objetivo de concluir la redacción el 31 de diciembre 2016”, precisó el organismo.

Los avances para la implementación del Plan BEPS, especialmente dirigido a los movimientos de empresas multinacionales, serán presentados el 9 y 10 de febrero en Estambul, Turquía, en la reunión de ministros de Finanzas del G20.

Las administraciones tributarias comenzarán el intercambio de los primeros informes país por país en 2017. Los países han hecho hincapié en la necesidad de proteger la confidencialidad de la información tributaria.

La determinación de que los regímenes de propiedad intelectual (patentes) y otros regímenes preferenciales pueden ser considerados prácticas fiscales perjudiciales es otro objetivo clave del proyecto BEPS. En Brisbane, los líderes del G20 aprobaron una solución propuesta por Alemania y Reino Unido sobre la forma de evaluar si existe una actividad sustancial en un régimen de propiedad intelectual.

Estas decisiones señalan el firme compromiso de la comunidad internacional para poner fin a la erosión de la base y el desplazamiento de beneficios, dijo el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.