Economía

Avalarían IVA moderado en alimentos

10 febrero 2014 5:7 Última actualización 05 agosto 2013 5:32

[Cuartoscuro]


 
 
Gabriela Chávez
 
 

GUADALAJARA, Jal.- Fabricantes de alimentos respaldan el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en sus productos, aunque opinan que la tasa no puede ser de 16% sino de máximo 4%.
 
 
En entrevista, el presidente de la Cámara Alimenticia de Jalisco (CAJ), Felipe Gómez García, destacó que además de definir el porcentaje de aumento del IVA, previo a la iniciativa también se debe aclarar en qué se van a emplear los ingresos extra que se generarían.
 
 

Si bien 'el impuesto al consumo es una buena idea', pues de esa forma se logra un gravamen 'parejo', es importante que se le aplique una tasa blanda.
 
 

En su opinión, falta mayor claridad sobre el tema pues aunque se prevé que el IVA en alimento pasará 'de tasa cero a una tasa X', a los empresarios les inquieta el valor de esa X, para que no sea un número alto que ponga en riesgo el consumo de 52.3 millones de mexicanos, quienes hoy tienen una situación económica complicada, añadió.
 
 
Un incremento desmedido puede meter en problemas y complicar la situación de muchas familias mexicanas, además de afectar el porcentaje del ingreso destinado a la alimentación y en general a la demanda de productos, dijo el líder industrial.
 
 
“Si para los productos de la canasta básica se establece una tasa inicial de 1% que se incremente paulatinamente hasta llegar a un máximo de 4%, creemos que puede ser una buena iniciativa”, apuntó Gómez García.
 

Destino del IVA
 

El dirigente del sector alimentario también consideró importante que la autoridad aclare “en qué se van a usar los recursos”, pues la cantidad de dinero que la autoridad dejará de devolverle a la industria del ramo será 'impresionante', dijo.
 
 
Hoy a los fabricantes de alimentos se les aplica tasa cero y la forma como se recupera el IVA de estas empresas es mediante devoluciones. “Decir que subirá la tasa del IVA no quiere decir que las empresas vamos a pagar, sino que la autoridad dejará de devolver y la pregunta es: ¿en qué se va a utilizar ese dinero?”, añadió.
 
 

Si se destina a gasto corriente o a incrementar la burocracia, el cambio no traería beneficios, pero si se lleva a programas de índole social, como la Cruzada Nacional por el Hambre, la mayor recaudación por medio del IVA podría contar con más respaldo, puntualizó.
 
 

Confió en que los fabricantes de alimentos sean invitados por el gobierno federal para participar en el análisis del IVA a través de la Concamin.