Economía

Autoridades de Fed,
a favor de alza de tasas
en diciembre

La Fed de Saint Louis y la de Richmond, encabezadas por William Dudley, de la de Nueva York, se han pronunciado por un alza de tasas de interés en diciembre, porque Estados Unidos enfrenta el riesgo de una baja inflación que avalaría que éstas continuaran.
Reuters
12 noviembre 2015 19:33 Última actualización 12 noviembre 2015 19:33
Dudley

William Dudley, de la Fed de Nueva York, dijo que Estados Unidos enfrenta el riesgo de un crecimiento crónicamente lento. (Bloomberg)

Autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos se alinearon detrás de una probable alza de tasas de interés en diciembre, con un funcionario clave del organismo diciendo que el riesgo de esperar mucho para subir los tipos está casi en equilibrio con el de actuar demasiado pronto para normalizarlos.

La Fed ha mantenido el rango de los fondos federales entre cero y 0,25 por ciento desde diciembre del 2008. "Veo los riesgos de moverse muy rápido frente a hacerlo muy lento como casi equilibrados", dijo hoy el jefe de la Fed de Nueva York, William Dudley, en comentarios en el Economic Club de Nueva York.

Dudley, quien posee voto permanente en el panel del banco central que fija la política monetaria, afirmó que la Fed necesita "pensar cuidadosamente" la decisión, ya que Estados Unidos enfrenta el riesgo de un crecimiento crónicamente lento y una baja inflación que justificaría una continuación de tasas de interés bajas.

Pero su evaluación de riesgos "casi equilibrados" representa un sutil cambio en el pensamiento de un miembro de la Fed que ha sido renuente a comprometerse con un alza de tasas, pero ahora ve que se acumula evidencia en favor de comenzar a normalizar la política monetaria.



Durante buena parte del periodo de Janet Yellen como presidenta del banco central, las autoridades del núcleo del comité, e incluso la propia Yellen, han dicho que preferirían retrasar un alza de tasas y el combate a la inflación en vez de aumentarlas demasiado pronto y frenar la recuperación económica.

Pero Dudley dijo que la actual tasa de desempleo del 5 por ciento "podría caer a un bajo nivel insostenible" que amenace la inflación, mientras que siete años de tasas cercanas a cero "podrían distorsionar los mercados financieros".

En Washington, dos presidentes de bancos regionales de la Fed que ya han respaldado un incremento en los tipos, reiteraron sus pedidos para que el banco central actúe.

El jefe de la Fed de St. Louis, James Bullard, y el de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker, también afirmaron que concuerdan con el amplio consenso existente en el organismo de que las tasas deberían moverse lentamente tras el "despegue" inicial.

"El comité ha sido bien claro en que el ritmo de normalización va a ser menos profundo", que las constantes alzas de un cuarto de punto por reunión que la Fed usó a principios de siglo o los mayores incrementos realizados a inicios de la década de 1990, aseguró Bullard, quien tendrá derecho a voto en el panel que fija la política monetaria el próximo año.

También en Washington, el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, aseguró que la inflación debería repuntar el próximo año a medida que desaparecen las presiones relacionadas con la fortaleza del dólar y los bajos precios de la energía.

Fischer aseguró también que la economía estadounidense se ha desempeñado razonablemente bien, gracias en parte a un retraso en el alza de las tasas de interés. Además, comentó que espera que la medición preferida de la Fed para vigilar la inflación repunte a un 1,5 por ciento el próximo año y que alcance el objetivo del 2 por ciento en el "mediano plazo".

La nota de cautela provino del jefe de la Fed de Chicago, Charles Evans, quien teme que cualquier incremento de las tasas pueda dañar la recuperación y colocar a Estados Unidos en la misma posición complicada que Europa y otros países enfrentaron cuando intentaron subir los tipos de interés en momentos en que el resto del mundo los mantenía bajos.