Economía

Autoridades, con motivos para endurecer reglas

La CNBV ha resaltado la importancia de su papel como órgano regulador para evitar abusos por parte de las casas de bolsa e impulsar la confianza en la participación financiera.
Clara Zepeda
19 febrero 2014 23:28 Última actualización 20 febrero 2014 5:0
 [Cuartoscuro] La bolsa mexicana opera a contracorriente de Wall Street, que reporta alzas generalizadas. 

[Cuartoscuro] La bolsa mexicana opera a contracorriente de Wall Street, que reporta alzas generalizadas.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha impuesto las mayores sanciones a las casas de bolsa por haber incurrido en malas prácticas de venta.

Entre las sanciones más elevadas están la de Scotiabank Casa de Bolsa, por más de 10 millones de pesos, al no brindar, en ciertos casos, a los clientes la información suficiente para la correcta toma de decisiones de inversión; cambiar, en un solo caso, la inversión del cliente en otros instrumentos; falta de medidas para que las transacciones u operaciones se desarrollen en congruencia con los objetivos, lineamientos y políticas en materia de control interno; entre otros.

De acuerdo con la CNBV, para desarrollar un mercado sólido la regulación debe propiciar que los intermediarios entiendan los instrumentos financieros, así como promover que el intermediario conozca el perfil del inversionista.

El reto regulatorio se encuentra en promover, en conjunto con los intermediarios, la innovación en materia financiera de manera responsable, fomentando mayor transparencia en los mercados”, ha dejado claro la autoridad financiera mexicana.

La reforma financiera propone acciones para encarar los retos y nuevas facultades para la CNBV, mediante la modificación de cuatro leyes que promoverán mejores prácticas y más confianza para el mercado de valores.

Un evento conocido en el norte del país, específicamente en Monterrey, fue el de Vector Casa de Bolsa, que ha sido acreedor a sanciones superiores a los siete millones de pesos, cuyos clientes estuvieron afectados en la compra de certificados bursátiles (Cebures) de Metrofinanciera sin su autorización, por lo que 15 inversionistas ganaron en definitiva sus demandas ante los tribunales colegiados, en un pleito legal que involucra unos 50 millones de pesos.

César Cantú, abogado defensor de los afectados, precisó que la intermediaria bursátil adquirió en el 2009 a nombre de sus representados y sin su autorización, certificados bursátiles de Metrofinanciera de la emisión Metrofi-07 y Metrofi 07-2 que se degradaron hasta perder todo su valor, por la crisis de malos manejos de la entidad.

Lo que falló en Vector fue la falta de perfilamiento del cliente y categorización de productos; emitir recomendaciones no acordes al perfil de inversión en la venta de notas estructuradas, entre otras violaciones a la Ley del Mercado de Valores. Santander, Multiva, son otras entidades infractoras.