Economía

Aunque Trump pierda 'punch', advierten que sigue siendo peligroso

El presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo dijo que no se pueden desestimar por completo las declaraciones del presidente de EU, pues aunque parezcan perder fuerza, él sigue teniendo poder de decisión.
Enviado Valente Villamil
23 agosto 2017 20:52 Última actualización 23 agosto 2017 20:53
Trump tuvo el martes un evento en Phoenix con su base de simpatizantes. (Reuters)

Trump tuvo el martes un evento en Phoenix con su base de simpatizantes. (Reuters)

Guadalajara.- Aunque las amenazas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace en contra del TLCAN parecen no tener el mismo efecto que antes tenían en los mercados y el peso, el peligro que ronda sobre el futuro del tratado estará todo el tiempo presente, advirtió Luis Rubio, presidente del think tank Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

"(Hay que ver) los mercados, no pasó nada. El tipo de cambio no se movió. Todo mundo ya dice 'está loco este cuate', y puede ser cierto, pero eso no quiere decir que no tenga influencia. Hay peligro todo el tiempo. Si él decide no firmar al final, no se firma", dijo Luis Rubio.

El martes por la noche, Trump acudió a sus bases más eufóricas, en un símil de sus épocas de popularidad durante la campaña presidencial, y durante un mitin en Phoenix, Arizona, dijo que posiblemente su país vaya a "terminar" con el TLCAN ya que tanto México como Canadá han sacado más ventaja del tratado.

Y si bien las declaraciones de Trump metieron algo de presión al peso, su sensibilidad no fue tan fuerte como en ocasiones anteriores puesto que el retroceso que tuvo en el día fue de 3.60 centavos, lo que equivale a 0.20 por ciento, luego de haber cerrado este miércoles en 17.7115 unidades, según el Banco de México.

Esta jugada, que llega tras meses de reveses tanto en política interior como en exterior para Trump, es un ejemplo de que el presidente de EU se encuentra sin el apoyo de buena parte de los legisladores del partido que lo llevó a la Casa Blanca.

"Trump está contra la pared y lo que hizo fue ir a su base, a uno de los lugares que sabía que iba a tener un buen público y acabó con un mensaje realmente para los republicanos en el Congreso y el Senado en el que les dijo 'ustedes pueden estarme limitando, pero yo tengo la base conmigo todavía'", agregó Rubio, quien consideró que es claro que México sigue siendo un problema para el presidente estadounidense.

Sign up for free