Economía

Aumento inmediato de 20% al salario no es posible: Navarrete Prida

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, consideró que el aumento de 20 por ciento al salario mínimo, como propone Miguel Ángel Mancera, no podría operar de inmediato porque las Pymes no podrían pagarlo.
Zenyazen Flores
14 diciembre 2015 14:6 Última actualización 14 diciembre 2015 14:46
Alfonso Navarrete

(Tomada de @navarreteprida)

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, señaló que un aumento al salario mínimo de 20 por ciento como lo propone el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, no podría operar de inmediato en el país porque las pequeñas y medianas empresas no tienen la capacidad de pagarlo.

Sin embargo, consideró que Mancera es un aliado del gobierno federal en el tema de mejorar los ingresos de los mexicanos, "y lo quiero reconocer y hacerlo públicamente, el jefe de Gobierno está comprometido con aumentar el ingreso de los trabajadores de México, lo sé porque he hablado con él".

Cuestionado sobre las críticas que ha recibido la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) -en la que el gobierno federal tiene representación- sobre el incremento de 4.2 por ciento al salario mínimo para alcanzar los 73.04 pesos diarios en 2016 y del por qué se desechó la propuesta de Mancera de aumentar a 86.33 pesos, respondió:

"Ustedes pueden observar que al día de hoy aun habiendo reforma constitucional no podría operar de inmediato un aumento de 20 por ciento a los salarios mínimos porque quién lo va a pagar".

Entrevistado al término de la entrega del Distintivo Empresa Agrícola Libre de Trabajo Infantil 2015, dejó en claro que el rezago de la pérdida del poder adquisitivo es "abismal", de 75 por ciento de pérdida en 30 años y que por eso mismo no se puede quitar todo ese rezago en un año, "llevamos recuperado 6.0 por ciento".

Navarrete Prida aseguró que se están dando las condiciones para que el salario mínimo y los ingresos en general de los mexicanos mejoren. El primer paso está en marcha con la desindexación del salario para desvincularlo de factores inflacionarios y el segundo paso es revisar cómo mantener los precios de la canasta básica.