Economía

Aumento de tasa interés da confianza a los mercados: empresarios

En su análisis ejecutivo semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado detalló que el aumento a la tasa de interés interbancaria anunciada por el Banco de México generará más confianza en los mercados, propiciando que el flujo de capitales se mantenga.
Notimex
20 diciembre 2015 14:35 Última actualización 20 diciembre 2015 14:40
Módulo especial cláusulas en tarjetas de crédito. (Especial)

Módulo especial cláusulas en tarjetas de crédito. (Especial)

Es “poco probable” que el incremento en la tasa de interés interbancaria anunciada por el Banco de México (Banxico) tenga un impacto negativo en la economía mexicana, aseguran empresarios del país.

En su análisis ejecutivo semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), detalló que “la señal que envía el Banco Central generará más confianza en los mercados, propiciando que el flujo de capitales se mantenga”.

A su vez, expuso que una vez que la Reserva Federal de Estados Unidos tomó la determinación, los mercados internacionales entrarían en una etapa de moderada estabilidad.


En el caso de México, los empresarios anticipan el fortalecimiento del peso mexicano frente al dólar, para ubicarse en 2016 en 16.50 pesos por unidad.

Así, el CEESP explica que el incremento, resultado de que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) modificó su postura monetaria, corresponde al costo del financiamiento del Banxico a los bancos.

Lo anterior, subraya la organización, no necesariamente se trasladará a los créditos que se otorgan a hogares y empresas.

El diferencial entre las tasas activas y pasivas permite al sistema bancario absorber el efecto del aumento, por lo que es poco probable que haya efectos negativos en la economía del país, apunta.

El CEESP destaca que se manda una señal de confianza en los mercados, lo que a su vez deriva en que se propicie estabilidad en el flujo de capitales.

Considera que es una señal positiva para la evolución del consumo y la inversión privada, que se han fortalecido como generadores del crecimiento, mientras que la inversión privada creció 7.3 por ciento.

Una vez reducida la incertidumbre de los mercados internacionales, tras el inicio de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, la actividad económica mundial podría entrar en una fase de moderada estabilidad, lo que podría incidir de manera positiva en el fortalecimiento de las monedas.

En el caso de México, refiere, se reduce la posibilidad de debilitamiento adicional de la moneda, pues “con esto es probable que durante 2016 la paridad del peso mexicano se mantenga cerca de los 16.50 pesos por dólar”.

Indica que en México, la estrategia para reducir la incertidumbre será mantener la estabilidad macroeconómica e instrumentar de manera eficiente las reformas estructurales, entre otras medidas.