Economía

Aumento de inventarios en EU golpea precios del crudo WTI

01 febrero 2014 10:13 Última actualización 11 diciembre 2013 15:46

[El barril de WTI cerró en 97.44 dólares. / Bloomberg] 


 
 
Efraín H. Mariano
 
 
El petróleo texano cotizado en New York Mercantile Exchange (Nymex) cerró en terreno negativo, después de que una nueva reducción de las reservas semanales de crudo en Estados Unidos ocultara stocks más elevados de productos destilados y gasolina.
 
Como resultado, el convenio del crudo WTI para entrega en enero cedió 1.07 dólares para cerrar en 97.44 dólares el barril tras repuntar en la rueda previa hasta 98.51 dólares, su mayor pizarra desde el 28 de octubre.
 
Las existencias de petróleo en Estados Unidos cayeron más fuerte a lo esperado la semana pasada, mientras que las de gasolina y destilados subieron por encima de las expectativas, mostró el miércoles.
 
Un reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA) mostró que los inventarios de crudo cayeron en 10.6 millones de barriles, a 375.25 millones en la semana del 6 de diciembre, frente a la previsión de una reducción de 3 millones.
 
"Los inventarios están disminuyendo por el aumento de la demanda por una mejoría de la economía", evaluó Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group en Chicago.
 
Sin embargo, el aumento de las existencias de productos destilados y gasolina recordó lo bien abastecido que está el mercado.
 
Las reservas de productos derivados diesel y combustible para calefacción aumentaron en 4.5 millones de barriles, a 118.1 millones, muy por encima de la previsión de 1.2 millones de barriles.
 
Las existencias de gasolina registraron, por su parte, un incremento de 6.7 millones de barriles, a 219.1 millones, superando las previsiones de los expertos, que señalaban un aumento de 1.8 millones de barriles.
 
"Es una mala señal para la demanda en Estados Unidos", primer consumidor mundial de oro negro, confirmó Matt Smith, especialista en energía de Schneider Electric.
 
Para Bill O'Grady, economista de mercado de Confluence Investment Management en St. Louis, las cifras definitivamente no son buenas.