Economía

Aumentar salario mínimo no implica mejora en prestaciones: Aregional

La mayoría de las personas que ganan un salario mínimo se encuentran en la informalidad y aumentar su ingreso por salario no implicará que el empleador también incremente las prestaciones, según la consultora
Zenyazen Flores
26 agosto 2014 12:6 Última actualización 26 agosto 2014 12:7
 [Bloomberg] Sólo 6.5% del salario de los trabajadores se destina al ahorro para el retiro, nivel muy inferior al de otras naciones. 

[Bloomberg] Sólo 6.5% del salario de los trabajadores se destina al ahorro para el retiro, nivel muy inferior al de otras naciones.

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque haya un aumento del salario mínimo, ello no implicará que vaya a haber una mejora en las prestaciones laborales de los trabajadores, por el contrario, habría un incremento en el costo de mano de obra y volvería "más cara" la contratación, aseguró la consultora Aregional.

Flavia Rodríguez, especialista de la firma, dijo que la mayoría de las personas que ganan un salario mínimo se encuentran en la informalidad, sector en el que es difícil calcular cómo aplicaría un incremento al mínimo, toda vez que muchas veces el trabajador es su propio empleador.

Además, debido a que la mayoría de los que ganan un salario mínimo son informales que por su condición no reciben prestaciones como contrato escrito o seguridad social, el hecho de aumentar su ingreso por salario no implicará que el empleador también aumente las prestaciones.


Al presentar el estudio "Informalidad laboral en México 2013-2014", la especialista indicó que con datos hasta el primer trimestre del 2014, se observa que se mantuvo sin cambios respecto de igual lapso del año anterior el porcentaje de los trabajadores subordinados que ganan menos de un salario mínimo.

Es decir, que existen 2 millones 306 mil 800 trabajadores dependientes que ganan menos de un salario mínimo, sueldo o jornal, o bien, no reciben ingresos.

Oaxaca es el estado que se mantiene como el estado con más informalidad derivada de la falta de pago o por remuneraciones menores a un salario mínimo.

Señaló que en en 13 estados del país aumentó el porcentaje de trabajadores subordinados que recibieron menos de un salario mínimo, destacando negativamente Tabasco, Estado de México, Puebla y Sonora, donde aumentó en 2.3, 1.9, 1.7 y 1.2 puntos porcentuales, respectivamente.

Entre las entidades federativas con el menor porcentaje de trabajadores con ese nivel salarial se encuentra Chihuahua con sólo 1.6 por ciento de su población con un salario inferior a un minisalario.

Le siguen Baja California y Nuevo León con el 2.9 y 3.7 por ciento, respectivamente, de su población ocupada subordinada que ganan menos de un salario mínimo.


Sin embargo, existen estados donde el porcentaje es de más del doble que el promedio nacional: Puebla (14.3 por ciento), Zacatecas (15.4) y Oaxaca (17.2).