Economía

Aumenta la evasión fiscal con el uso de efectivo

12 febrero 2014 5:24 Última actualización 23 abril 2013 8:46

[Bloomberg]  En 9 años creció a 196,267 mdp; plantean quitar el IDE y vigilar pagos con efectivo. 


 
Marcela Ojeda Castilla
 

El uso de efectivo se ha convertido de manera incisiva en un medio para evadir al fisco, por lo que la iniciativa de reforma hacendaria integral debería evaluar medidas que profundicen el uso de medios electrónicos de pago, eliminen el IDE y monitoreen estrictamente la utilización de efectivo.
 
"Los esfuerzos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para mejorar la fiscalización y tributación, han llevado a que la gente, que bajo una estrategia evadía placenteramente, ahora se refugie en el uso de efectivo para seguir evadiendo", advirtió Hugo Fuentes Castro.
 
El director del Departamento de Economía del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus ciudad de México, detalló que de 2002 a 2011, la evasión fiscal mediante uso de efectivo pasó de 73,511 millones de pesos (1.079% del PIB) a 196,267 millones (1.36% del PIB).
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el investigador y coordinador del Estudio de Evasión Fiscal Mediante el Uso de Efectivo añadió que en el mismo periodo aumentó la importancia del dinero en efectivo como medio de pago, toda vez que el papel moneda en poder del público pasó de 3.4 a 4.6% del PIB.
 
"Este incremento contrasta con el que han registrado los medios electrónicos de pago, aunque se hubiera esperado un efecto de sustitución y que el efectivo redujera su importancia; el aumento se explica, entre otras razones, porque se utiliza para evadir el pago de impuestos", enfatizó.
 
Dijo que México es de los pocos países que aplica los 3 grandes mecanismos que hay contra la evasión fiscal mediante el uso de efectivo: límites en los montos a pagar con efectivo, la presencia del IDE y la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.
 
Recordó que la Ley del IDE surgió en 2008 para disminuir la evasión fiscal mediante el uso de efectivo, haciéndose más rigurosa en 2010, ya que la tasa impositiva subió de 2 a 3%, y el monto de los depósitos en efectivo que causan el impuesto se redujo de 25,000 a 15,000 pesos.
 
"No obstante, para evadir el IDE los individuos han atomizado sus depósitos en distintos bancos, porque no se hace una acumulación de los depósitos existentes a nombre de una misma persona en las diferentes instituciones y habría que evaluar el costo-beneficio de la acumulación", apuntó.
 
Señaló que en Suecia las personas prácticamente no utilizan dinero en efectivo, sino tarjetas de prepago a cuenta de los teléfonos celulares de los contribuyentes.
 
"Del saldo de ese depósito se van descontando los montos para las transacciones hacia otro número de celular o dirección electrónica donde se dirigen los pagos, y eso queda registrado. En México hay que buscar mecanismos para fomentar esto, ya que cada vez es más la gente que utiliza el celular", concluyó.