Economía

Empresarios asiáticos están más confiados sobre la economía

La incertidumbre sobre el panorama económico global y los crecientes costos seguían siendo los mayores factores de riesgo para las empresas de la región, pero la confianza mejora en los sectores automotriz y minorista.
Reuters
19 marzo 2014 8:24 Última actualización 19 marzo 2014 8:52
 [En Japón se publicará el índice de producción industrial / Bloomberg] 

Compañías de Asia mejoran sus pronósticos sobre la economía de la región. (Bloomberg)

SEÚL.- La confianza empresarial entre las principales compañías de Asia subió en el primer trimestre, pues una sólida mejoría en Filipinas y Corea del Sur contrarrestó la debilidad en China, India y Australia, en medio de persistentes preocupaciones sobre la economía global, mostró un sondeo de Thomson Reuters/INSEAD aplicado entre el 13 y el 14 de marzo.

El índice de confianza empresarial RACSI de Thomson Reuters/INSEAD, que contempla a más de 200 de las principales empresas de Asia en 11 economías, puso fin a dos declives trimestrales consecutivos y subió a 64 en el primer trimestre de este año desde 62 en el cuarto trimestre del 2013.

La incertidumbre sobre el panorama económico global y los crecientes costos seguían siendo los mayores factores de riesgo para las empresas de la región, según el sondeo, que también mostró una mejoría de la confianza en los sectores automotriz y minorista, en tanto que entre las firmas de la construcción se desplomó.



Las sólidas utilidades en Japón, Corea del Sur y el centro regional de negocios Singapur respaldaron al índice, pero la confianza más débil de China, Australia e India remarcaron las frágiles perspectivas para una mayor demanda global.

Entre las compañías que participaron en el sondeo de Thomson Reuters/INSEAD figuran Hyundai Heavy Industries, Fast Retailing Co. Ltd e International Container Terminal Services.

De las 102 empresas asiáticas que respondieron a la encuesta, 65 por ciento reportó un panorama neutral, 31 por ciento se mostró optimista y 3.92 por ciento se manifestó pesimista en sus pronósticos.